Oscar Laborde | “La sanción del MERCOSUR a Venezuela es política”

5429392c5436b71b38815039a5521479_XL

Oscar Laborde, diputado del Parlasur por el Frente Para la Victoria y director del IDEAL (Instituto de Estudio y Administración Local), puntualizó en Panorama Federal las últimas actividades de la legislatura continental y el escenario internacional desde el cambio de gobierno en Estados Unidos.

Con respecto a las tareas legislativas, Laborde indicó que “la semana pasada la Comisión Directiva resolvió rechazar la resolución de los Presidentes de separar a Venezuela del MERCOSUR. Lo interesante es que los diputados representantes de las derechas de Paraguay, Brasil e incluso de Venezuela acompañaron esta decisión. El conjunto de los parlamentarios vota así porque la resolución contra Venezuela solo tiene argumentos políticos, y porque el incumplimiento en el que puede incurrir Venezuela también lo tienen otros países. De modo que el Parlasur resolvió enviar una nota unánime para que se revea esa exclusión”.

Según Laborde la adhesión de sectores contrarios al gobierno de Nicolás Maduro se debe a que “la integración es buena, más allá de los colores políticos. Por ejemplo, Presidentes y ex presidentes, como el colombiano Juan Manuel Santos, el chileno Sebastián Piñera o el paraguayo Horacio Cartés son grandes impulsores de la integración y, al mismo tiempo, son de derecha. En un mundo donde hay agrupamientos por bloques regionales, salir a mantener relaciones bilaterales es criminal. Michel Temer y Mauricio Macri tratan de ganarse la simpatía de Dondald Trump, intentan ser más papistas que el Papa a costa de la conveniencia económica de sus países, porque Venezuela es un gran proveedor de petróleo y comprador de productos industriales”.

Finalmente Laborde se refirió al escenario abierto por el triunfo del Partido Republicano en Estados Unidos que, entre otras cosas, implicó que “el Gobierno norteamericano haya retirado el Tratado Transpacífico (TTP) del Congreso. Ellos no quieren ese tipo de acuerdos y desde acá se insiste con eso, fue intentar entrar a una fiesta a la que no se estaba invitado y que además ya terminó. Abrimos el comercio cuando los grandes poderes económicos mundiales se cierran. Lo poco que les podemos vender, no lo van a comprar. Insisto, hay una vocación de quedar bien con el Imperio. Esperemos que a pesar de su ceguera se den cuenta que es un momento para las industrias nacionales y el comercio interregional. Por eso también el Parlasur sostiene que no se debe expulsar a Venezuela del MERCOSUR”.

MG/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados