Paro Internacional de Mujeres | La voz de una trabajadora del cuero

17156072_10154237862930636_6909817229510459657_n

Hacia el paro internacional de las mujeres del 8 de marzo, Claudia Lázzaro Prado, secretaria de Género y Derechos Humanos del Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina fue entrevistada en Feos, Sucios y Malas por Radio Gráfica.

En primer lugar destacó que “en la antigua sociedad patriarcal, el rol de la mujer estaba asignado a la tarea de cuidado. Por eso el grueso de las mujeres que ingresaban al mundo laboral, estaban supuestamente ligadas a actividades de livianas”.

El Sindicato de Obreros Curtidores integra la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT. Desde allí, las mujeres organizadas han conformado un espacio propio de encuentro. “El espacio que conformamos todas las compañeras de la Corriente Federal de Trabajadores es una herramienta de visibilización, un espacio horizontal de mujeres sindicalistas. Se generó después de mucho tiempo de militancia sindical, donde la mujer era convocada como asistente social, pero ahora se busca plantear la construcción de poder, demostrando que hay mujeres trabajadoras y sindicalistas”, explicó Lázzaro.

“Después de hacer un encuentro con más de 500 compañeras en Moreno, nos dimos cuenta que teníamos que plantearnos y pensar como esta vista la mujer en la actualidad y que queremos ser visualizadas de ahora en adelante”, sumó.

Una de las movilizaciones de marzo, además del paro docente del 6 y de la movilización en unidad gremial del 7, es la del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. Respecto a esa fecha, la trabajadora planteó: “Hay dos cuestiones con el 8 de marzo. Por un lado es el día que reivindicamos a todas las mujeres. Pero al mismo tiempo el mercado utiliza el día para aumentar el consumo en la sociedad. Este 8 de marzo está tomando una fuerza que hace años no tenia, donde se reivindica a las mujeres trabajadoras”.

“Nosotros desde la concepción adherimos y abrazamos al Ni Una Menos. Nos hacemos cargo que cuando surgió el movimiento no fue desde el mundo sindical, sino de la sociedad civil. Entonces desde nuestros sindicatos realizaremos asambleas y paro de actividades para mantener nuestra línea”, dijo sobre la jornada que tendrá lugar en más de cuarenta países: el Paro Internacional de Mujeres del 8 de marzo.

Desde una mirada obrera y de género, especificó que “hay que dejar de estereotipar el trabajo. Acá todos y todas somos trabajadores. Las mujeres hacen las 8 o 6 horas de trabajo rentado y después llegas a tu casa, donde tenés que ser ama de casa, y ese trabajo no es rentado. Por eso discutimos con los hombres, porque es necesario un cambio cultural. Tanto para los hombres, como para las mujeres, porque el machismo se encuentra en todos lados”.

En el mundo del cuero, un dos por ciento son mujeres, contó Lázzaro. “Dentro de lo que es el sindicato, al principio queríamos que haya una secretaría de derechos humanos y después se le agrego género”, mencionó sobre la creación del espacio que ella dirige, que se inauguró unos meses antes del Encuentro de Mujeres de Rosario en el 2016. “Cuando se le hace el planteo a Walter Correa (secretario general del gremio), no hubo ninguna traba. Sino que hubo un gran acompañamiento de nuestros compañeros”, contó.

“La mujeres estamos logrando una unidad, más rápida y fuerte que las centrales obreras. Tenemos en claro contra quién vamos”, marcó la referente al tiempo que señaló los ejes principales de su unidad: “Hay un eje que es trasversal a todos, no a la criminalización de la protesta social y la libertad a Milagro Sala y todo preso político. No es casualidad que Macri y Morales se meten con las mujeres. Esa mujer es la que le está trayendo muchos quilombos internacionales. La oligarquía no se banca que el pueblo tenga derechos”.

UA / GF / RG

Artículos ralacionados