Gabriela Carpineti | “Lo sucedido después de la movilización del 8M fue una razzia policial”

detencion_de_mujeres_plaza_de_mayo

Gabriela Carpineti, abogada e integrante de la Campaña Nacional Contra La Violencia Institucional, fue consultada en Abramos la Boca sobre la situaciones de violencia institucional que atravesaron las militantes antes y después de la marcha por el Día Internacional de la Mujer de este 8 marzo.

En comunicación con Mauro Cavallin, Carpineti sostuvo que “en Febrero hubo más femicidios que días. El mes de febrero tiene 28 días y hubo más de 30 femicidios”. Además afirmó que “frente a eso las mujeres decidieron parar en Argentina y en 50 países de todo el mundo”.

“La cantidad de femicidios que se están registrando en la actualidad son una una cifra escalofriante, pero también hay que vincularlo con la estadística del año pasado donde calculan que cada 25 horas hay una víctima de violencia institucional tanto por gatillo fácil como también en cárceles o comisarías. Esto da a cuenta de un escenario de despliegue de violencia institucional y social muy fuerte en Argentina”, ratificó la abogada.

Por otro lado, se refirió a los hechos posteriores a la movilización. “Fue una razzia policial, donde un grupo de hombres sin identificación y otros uniformados empezaron a perseguir, y agredir física y verbalmente, a mujeres que habían estado en la marcha pero que se encontraban comiendo y tomando algo por ahí. Fueron detenidas arbitrariamente, en condiciones inhumanas. Esta situación está vinculada absolutamente con la detención de 6 mujeres la noche anterior a la marcha cuando se encontraban realizando grafitis con consignas sobre la jornada”.

“La crisis del patriarcado, en este contexto económico y social, es mucho más violento que el patriarcado en sí”, consideró la abogada.

En el aire de Radio Gráfica informó que “respecto a la causa del martes 7 vamos a pedir el sobreseimiento de las compañeras que estuvieron detenidas. En el caso de lo sucedido posteriormente a la movilización vamos a iniciar acciones legales a los hombres que se hicieron pasar por policías, quienes agredieron y provocaron a las chicas; y a los policías que las detuvieron ilegalmente”.

Carpineti destacó que tanto el colectivo Ni Una Menos como la Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional “son dispositivos que tienen que ser apropiados por las mujeres, los trabajadores y el pueblo para poder defender sus derechos”.

Finalmente, analizó que actualmente en Argentina existe “un nivel muy alto de conciencia de nuestro pueblo. Las mujeres ocupan un lugar protagónico con la responsabilidad de transformar este presente, al tener un ajuste económico muy fuerte hacia los sectores populares”.

CC / GF / RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados