Fecha 15 | ¡Volvió!

721632_20170311215142

Después de casi tres meses se reanudaron los campeonatos profesionales de fútbol argentino. En la Primera División la decimoquinta fecha dejó como saldo a un puntero que sigue su marcha, escoltas que se caen y vaivenes en la lucha por no descender.

 

Boca al frente

El equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto pasó otro escollo a priori difícil, la visita al estadio Florencio Sola para enfrentar al Banfield de Julio César Falcioni. Los xeneizes salieron bien parados. Sin tirar manteca al techo pero con un poco más de calma para dominar el trámite que en otras ocasiones, se llevaron el 2 a 0 gracias a las apariciones de Darío Benedetto, delantero confirmado en su titularidad por el entrenador, pese a los buenos rendimientos de Walter Bou.

Además de haber pasado a este equipo que amenazaba con sumarse de lleno al pelotón de perseguidores, Boca se vio beneficiado por las derrotas de Newell’s ante Defensa y Justicia y de Lanús ante Racing. Solo San Lorenzo ganó y se mantiene cerca, a tres puntos, del líder. Los cuervos volvieron a disfrutar de la conducción de Néstror Ortigoza, autor de un gol de penal, que fue eje de la ofensiva. También mostraron dudas en defensa pero su rival, un Belgrano en claro proceso de recambio respecto al ciclo de Ricardo Zielinski, no supo aprovecharlas.

 

Digresión táctica

¿Cuál es el límite entre la admiración y la imitación ciega? Los últimos diez años del fútbol mundial están marcados entre otras cosas por la hegemonía europea del Barcelona de Messi, Iniesta y gran elenco. Dicha hegemonía proviene efectivamente del buen pie de los jugadores que han desfilado a lo largo de los años por el club español, así como del desbalance económico que existe en su campeonato y de la exposición publicitaria. Esta última llega al extremo de ponderar la línea de juego barcelonesa como una especie de representación del Bien en el mundo del fútbol, uno de cuyos valores ético-morales es siempre, inflexiblemente, salir del arco propio tocando a ras del suelo.

La exageración que usamos en la metáfora sirve para ilustrar la cuestión. Las elecciones tácticas son eso mismo, no principios sagrados de conducta para ejemplo de los espectadores. En el fútbol (y en otros centenares de juegos) hay que saber cuándo aplicar los principios generales y cuando elegir de acuerdo a lo que pide el momento. Desde este espacio nos hemos propuesto observar cuántos goles o situaciones de gol se generan por empeñarse en salir jugando en vez de rematar fuerte hacia adelante, y nos hemos encontrado con tres partidos que parecen demostrar la tendencia.

Estudiantes de La Plata perdió un punto (el partido iba rumbo al empate) frente a Vélez porque el arquero Mariano Andújar eligió salir jugando en el último minuto en vez de despejar hacia el medio de la cancha. De igual manera Lanús sufrió el primer gol de Racing, y a lo largo de todo el primer tiempo padeció la presión alta de la Academia por no buscar la variante del remate. Y otro tanto sucedió con River, que en su olvidable 0 a 0 ante Unión de Santa Fe (olvidable para los millonarios, no así para los tatengues que con un planteo simple de presión y orden podrían haberse llevado tres puntos del Monumental), vio cómo una y otra vez Luciano Lollo con sus devoluciones bajas al arquero Augusto Batalla generaba peligro de gol rival. La búsqueda de muestras promete continuar.

 

La lucha por no descender

Temperley, Huracán y Vélez Sársfield aparecen hasta el momento como los grandes ganadores de esta fecha. Sus respectivos triunfos son un buen arranque para una carrera que se prevé cerrada. Los gasoleros vencieron por 3 a 1 a Tigre con claridad, Huracán luchó con el cuchillo entre los dientes por una victoria como visitante ante San Martín de San Juan, y Vélez como ya se ha mencionado venció por 3 a 2 a Estudiantes en Liniers.

Patronato y Atlético de Tucumán por su parte, siguen sumando, y gracias a que dividen por menos campeonatos su promedio se fortalece rápidamente cada vez que ganan. En contrapartida complicaron a otros dos equipos que pelean por no descender, Arsenal de Sarandí y Sarmiento de Junín. Los primeros no tienen respuestas futbolísticas de ninguna clase y son fuertes candidatos a descender. Como si esto fuera poco el resto anímico se esfuma cuando tras remontar un 2 a 0 en contra y empatar el partido, se suceden los errores que determinan derrotas como la del viernes, por 4 a 2. Los verdes en cambio pagaron caro errores ante los tucumanos, pero dejaron una mejor imagen y no estuvieron tan lejos del empate en el final del partido que perdieron por 2 a 1.

Quilmes por su parte perdió ante un entonado Gimnasia y Esgrima, que lo venció por 3 a 1, con dos golazos. Uno de Fabián Rinaudo y otro de Mauro Matos. Además el Lobo vio una gran actuación en el rato que jugó de Lucas Lobos, uno de los hijos dilectos del club. Los cerveceros por su parte, que habían tenido un buen arranque de campeonato, siguen en baja.

El resumen parcial indica que Arsenal es el gran candidato a una caída estrepitosa que Olimpo, Sarmiento y Temperley pivotean para aprovechar, mientras que se supone que la situación de Atlético de Rafaela, último en la tabla de promedios, es insalvable. Además San Martín de San Juan quedó con poco margen para el error tras su derrota de este fin de semana, mientras que Defensa y Justicia por el contrario consiguió oxígeno en su irregular campaña.Vélez parece estar recuperándose gracias a la tarea de un veterano como Omar De Felippe, entendido en esto de lograr permanencias en Primera, pero aún está lejos de la tranquilidad.

El panorama se completará esta noche (todavía por televisión abierta) cuando Aldosivi reciba a Atlético Rafaela en Mar del Plata y Colón haga lo propio con Olimpo en Santa Fe. Los locales de estos encuentros pueden aumentar su capacidad de maniobra, mientras que los visitantes intentarán aflojarse la soga que tienen atada al cuello.

 

Martín Gorojovsky-Abrí la Cancha

MG/GF/RG

Artículos ralacionados