Lago Escondido | “El Lago es nuestro y la soberanía no se negocia”

17342036_10212080611991753_352105163_o-1-765x510

Luego de la travesía que se llevó a cabo en Río Negro para marchar hasta el Lago Escondido, con el fin de denunciar la apropiación del Magnate Joe Lewis del territorio. Mario Sadras, periodista de Radio Gráfica que estuvo ahí, fue entrevistado en La Señal y comentó que “la iniciativa fue propuesta por Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (F.I.P.C.A), la preside Julio César Urien donde convocó a diferentes sectores sociales, sindicales, políticos, entre otros. para poder marcha hacia el Lago Escondido, para defender la soberanía”.

“El camino para poder acceder al Lago escondido que supuestamente tenía 34 km de recorrido, que fue planteado el Presidente en Enero, no tiene existe. El camino privado de Lewis como el que se debería haber construido para todo el público, cuando en 2009 la Justicia le ordenó al Poder Ejecutivo llevar adelante la obra tendría que tener 13 km de recorrido sin dificultades, por eso ahí se presenta la trampa”, afirmó Sadras en La Señal.

También aclaró que “no es una cuestión meramente ambientalista. Llegar al Lago Escondido es un hecho político, que nosotros fuimos a ponerle el cuerpo. Queremos demostrar que no hay un acceso público, y que desde que llegó Lewis empeoro la posibilidad de llegar al Lago por la cantidad de obstáculos que fueron puesto para bloquear el recorrido. Cuando estuvimos ahí, la señalización estaba recién pintada”.

“También queremos denunciar que el uso y abuso del Lago, donde se corroboró que el predio fue usado para un reality de supervivencia, cediendo el espacio a un grupo español. En el predio encontramos bidones tirados, decenas de restos de fogones, que supuestamente no se pueden hacer porque es un área protegida. Sin embargo es muy dificultoso el acceso para el poblador local como nacional que no solo quieren utilizar el predio como un acto de soberanía sino también para realizar actividades ahí mismo. Todo esto suma una cantidad de barbaridades que se están llevando a cabo en ese territorio que desde el punto de vista soberano y ambiental son ilegales”, declaró el periodista.

En diálogo con Gustavo Ramírez, Sadras comentó porque denunciaban al Magnate y dijo que “Legalmente ninguna persona puede apropiarse del acceso de un curso de agua, ya sea río, lago, mar u océano y notamos que con esta avanzada del cercenamiento a estos paso son están muy profundizados”.

“En el caso de Joe Lewis, tiene los títulos legales de los propiedades circundantes al territorio del Lago Escondido, por eso debería construir un camino que permite el acceso público, pero no solo que presiona para que no se realice el camino sino que pone obstáculos para que sea muy dificultoso para llegar a las orillas del Lago. Por un lado, amedrenta a toda persona que quiera pasar por ahí, teniendo en cuenta que utiliza la fuerza pública. Es un feudo y hay que sumarle que es un ciudadano británico, la 7ª fortuna de la Corona Británica, con quien tenemos un conflicto territorial histórico”, puntualizó Sadras.

Además, Sadras hizo mención al supuesto aeropuerto que hay en el territorio de Lewis: “Actualmente hay una hipótesis sobre la construcción de un aeropuerto de gran porte en el territorio de Joe Lewis, donde se realizan escalas de Brasil y Chile para poder llegar a las Islas Malvinas”.

“El gobierno desafío a la comunidad, pero la expedición del Lago Escondido demostró que el pueblo no va dejar pasar nada al Gobierno de Macri (…) El Lago Escondido es nuestro y la soberanía no se negocia”, remarcó.

Por otro lado, el periodista se refirió a la travesía hacia el Lago Escondido: “Fue una travesía con mucha intensidad, tanto por el desafío geográfico que planteaba el camino, como el político social y comunicacional. También toma una dimensión emocional muy fuerte porque es un acto de soberanía de una restauración neoliberal donde le pusimos el cuerpo al poder real, es decir, a todos los capitales transnacionales y la posesion geopolítica que se pone en manifiesto”.

“La comunicación popular ha demostrado que es parte de la información que transmite y lo hace a partir de la militancia”, dijo Sadras sobre la participación de Radio Grafica en la expedición.

En comunicación con Pilar Rossi, militante de Quebracho y de la Corriente Patria para Todos, hizo mención al camino que transitaron hasta llegar al Lago: “Es una gran mentira lo del camino público, es un sendero de alta montaña que excluye a la mayoría de la población. Deja expuesto el negocio inmobiliario que tienen los testaferros a nivel local con las multinacionales, donde bloquean el camino para que no se lleguen a la orilla del lago”.

Luego, explicó la connotación geopolítica que hay con este Lago y como se puede relacionar con la situación de las Islas Malvinas. “Ellos se apropiaron cual juego de mesa TEG, de toda esta zona austral de este continente. El mayor negocio que tiene Joe Lewis tiene que ver con las farmacéuticas, por eso se apropio de esta extensa reserva biológica cultural, para realizar pruebas con nuestros cuerpos”.

Asimismo, Rossi relató cómo fue el último tramo del camino hasta llegar al Lago: “La fuerza de seguridad nos fueron acompañando todo el camino, porque este supuesto espacio público, no tiene una verdadera atención del Estado, solo tiene un refugio desde el estado donde tiene un lugar guarda fauna”.

Rossi también relató lo que sucedió el 8 de Marzo: “Ese día los trabajadores que responden a la empresa de Lago Escondido, nos entregaron un ramo de rosas y una bolsa de chocolates por el Día de la Mujer. Nosotros nos plantamos con mucho respeto con los trabajadores paisanos pero respondiendole a la empresa que esto era una provocación porque nos mandan flores cuando nos están usurpando el Lago. Al mismo tiempo les explicamos porque estábamos luchando por recuperar este territorio, por eso no lo aceptamos”.

“Esto tiene que ver colectivamente porque este 8 de marzo, representa a la mujer trabajadora, donde se plantean defender los derechos y al mismo tiempo refleja lo comunitario porque es una lucha de todos”, acentuó Rossi.

Otro de los temas fue como los medio oficiales relataron lo sucedido y dijo que “construyeron un relato haciendo entender que había un camino de acceso público, pero salimos a plantear que no existe y contar la experiencia de un camino amedrentado. No hay atención pública ni sendero público, hasta nos llegaron a decir que si queríamos salir no íbamos a poder porque “ahí hay una tranquera donde está la gente de Lewis y no te va a dejar salir. Nos quisieron rescatar por la ventana”.

Raul Yuyo del Viejo Almacén hizo hincapié sobre los reclamos históricos sobre el acceso público al Lago Escondido: “El camino al Lago Escondido está vedado desde que el Magnate llegó a la zona. El más importante fue cuando en 2009 el Tribunal Superior de Río Negro que dictaminó al Poder Ejecutivo que debe garantizar el ingreso público al Lago. En ese momento era la última etapa del Gobierno radical que estuvo instalado mucho tiempo en la Provincia pero acataron los organismo ambientales y de vialidad nacional, cuando el Gobierno adujo que la obra era faraónica cuando no es así”.

“El acceso nunca fue cumplimentado, se estableció una estrategia para pasar de esta instancia a una en lo civil y comercial, por ende dilataron la causa. El Gobernador que asumió después, murió a los pocos meses de estar en el cargo. Políticamente se arregló que asuma el vicegobernador y con una estrategia de construir poder y con lo que quedaba en el Estado de la planta permanente radical, lograron llegar al Gobierno en 2015 legalmente”, afirmó Yuyo.

Finalizando, Yuyo dio su opinión acerca de la figura pública del Magnate en la población: “Tengo una visión diferente a la mirada de la mayoría de la población porque muchos ven a Joe Lewis como un benefactor porque llegó en un momento donde el Estado estaba ausente y le dio mucho trabajo a personas, pero paga lo que indica la ley, es decir, que paga lo justo, mucha gente no llega a salvarse pero en su momento fue un salvavidas para muchos”.

CC / GF / RG

Artículos ralacionados