Los días más felices | “La obra tiene que ver con mi historia personal”

image-2017-04-07

Los días más felices cuenta la historia de una familia marcada por el peronismo y la tragedia. La alegría de un pueblo pero, también, el sufrimiento. Los bombardeos a Plaza de Mayo, el secuestro del cadáver de Evita y las atrocidades cometidas durante la última dictadura cívico – militar. Rodrigo Cárdenas (director) y Cielo Chaina (actriz) visitaron el estudio Patrick Rice y hablaron en Abramos La Boca sobre la obra que están presentando en el Teatro Korinthio. “Tiene que ver con mi historia personal. Soy hermano de desaparecido”, confesó el director.

 “La obra trata sobre una familia atravesada por el peronismo. Un padre y una madre que se conocen un poco antes del 17 de octubre en Mar del Plata. Tienen dos hijas. La mayor desaparece en el ‘76”, expresó Cárdenas. Y agregó: “Tratamos que se vea lo feliz y lo triste del peronismo”.

A su vez, la actriz afirmó que al momento de construir el personaje “fue fundamental la transmisión de muchas cosas que vio Rodrigo durante el proceso de desaparición de Alvaro Cárdenas”. “Fue muy importante saber cómo lo transitó y cómo fueron los años posteriores. Uno a veces relaciona la desaparición de una persona en la época de la dictadura militar como ese momento oscuro, pero la reconstrucción y lo que va viviendo la familia es mucho más duro”.   

Un recorrido en el tiempo que rompe con la linealidad y se encuentra cargado de emociones. De la felicidad al sufrimiento. De las risas al llanto.  “Todos los actores que participamos entendimos que tenía que ser una obra dinámica y fácil de transportar, y que nos iba a implicar mucho compromiso actoral y político. Es un acto de militancia y de resistencia”, manifestó Chaina. Por su parte, Rodrigo Cárdenas aseguró que la forma de narrar los hechos hace que la historia “sea más llevadera” y permite “ser más impune”.

La responsabilidad con la Memoria, Verdad y Justicia está latente desde el comienzo hasta el final. Se manifiesta en la intensidad del trabajo, en los cuerpos pero, sobre todo, en las palabras de la actriz Antonia De Michelis. “Cuando termina la función le pedimos a todo el mundo, a través de la voz de Antonia, que en donde pueda y con los medios que encuentren reclamen por la libertad de Milagro Sala. Para nosotros la obra es un compromiso político con la coyuntura y con el pasado”, sentenció Chaina.     

EC/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados