Eduardo Caími | ¿Hacía donde camina el periodismo deportivo?

Edudardo-Caimi
Un cuarto de siglo de trayectoria y una voz autorizada para evaluar la situación del periodismo deportivo. Eduardo Caími mantuvo una larga conversación con Carlos Aira en Abrí la Cancha. Periodismo deportivo, fútbol y Selección Argentina fueron los ejes del debate.
Docente en la carrera de periodismo deportivo,  ¿Cuales son las características de los jóvenes que se acercan a la profesión? “Muchos – no todos – por su afición al deporte. Fundamentalmente el fútbol. Tienen una atracción hacia el juego. Son hinchas de algún club. Apasionados. Van a buscar algo que tenga que ver con eso, pero luego se encuentran que a pesar de los contactos sólidos con el fútbol, la profesión te lleva hacia otros lugares propios del ejercicio del oficio. El periodismo se nutre de todo aquello que genera pasión. El fútbol es el gran episodio popular. Pero después hay que llegarle al joven para hacerle ver que el periodismo exige otro tipo de compromiso y búsqueda“, expresó Caími.
¿Cual es la calidad del debate futbolero en Argentina? Quien fuera conductor de Hablemos de Fútbol expresó: “Nosotros hacíamos eje en una búsqueda permanente, hay otros programas con paneles que discuten de fútbol”; y agregó: “Se está buscando el ruido por el debate. El ruido por el ruido mismo. Cuando más ruido haya, cuando más exacerbado estés, pareciera ser lo que quiere “la gente”. Es un debate de producciones televisivas y canales de tele. ¿Qué es lo que quiere la gente? Es difícil meter un pase para romper esa construcción. Sin escaparle al debate acalorado, nunca hay que perder ese intento porque siempre hay un agujero que deja la defensa para meter el pase gol”.
Caimi criticó a estos programas donde el debate es ruido: “Se presentan en sociedad como programa de debate, pero en verdad son una neutralización del mismo. Porque el debate implica otra cosa: escuchar al otro, contraponer posiciones, preguntar y repreguntar. Un enorme periodista que tanto extraño como Ricardo Sciocia, me enseño que primero está el auricular y luego está el micrófono. Primero escucha y luego elabora. Siempre doy el ejemplo de Borges: Yo no me jacto de lo que escribí me enorgullezco de lo que leí”.
¿La cultura futbolera argentina está sometida por el influjo europeo? Eduardo Caími relativizó la situación pero si consideró que existe una creciente tendencia hacia las ligas del viejo continente: “Más aun ahora que se va a encaminar el tema del fútbol en manos de privados“; y reflexionó: “Esto no significa que se haya perdido el vínculo o la pasión con lo nuestro, no me parece tan decisivo. Lo que sí está claro es que en los últimos veinte años el fútbol del exterior ha alcanzado masividad de consumo pero no creo que margine el hecho de los domingos ir a ver a Boca, a Racing. Hay tiempo para todos”
La salida de Edgardo Bauza en el centro de escena. “Se manejo muy mal. Fue un bochorno. Bauza no venía bien. Se corre el riesgo de no llegar al mundial ante el rendimiento de la selección. Perdió con Paraguay y Ecuador de local. Las últimas referencias son preocupantes. Se quedó en el camino. No pudo imponer la idea que el traía ni tampoco pudo desplegar la otra. Bauza es una víctima más de todo un sistema que no solo afecta a los entrenadores sino a los propios jugadores, que tiene una cuota de responsabilidad por el momento que atraviesan“, expresó el Polaco.
Finalmente, un debate instalado en Abrí la Cancha, ¿Cual es la línea de juego que debería tener la Selección Argentina?. Caími fue contundente: “Retomamos el tema de la construcción de los medios. Que esto influye en la decisión de los dirigentes. El efecto de los medios respecto a la toma de decisiones del poder político de la AFA. Para un programa de la televisión discutir ¿A qué queremos jugar? ¿Para qué y con quiénes? resulta aburrido. En cambio el tema de la salida de Bauza, alimentan la carnicería. Hacen encuestas y buscan la participar a la gente. Un círculo virtuoso pero vicioso. La Selección Argentina está en una situación para nada sencilla para clasificar a la copa del mundo. Entonces hay que resolver ese tema. Pero más allá de ello, se tiene que sentar las bases para que el fútbol argentino vaya hacía otro lugar
LI/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados