Fecha 20 | Sin lugar para los dubitativos

ARCHI_3594461200x771

Newell’s, Estudiantes y San Lorenzo perdieron puntos, sin embargo siguen a tiro porque Boca tampoco logró sumar de a tres. River logró acercarse a los primeros puestos, después de quince años volvió el clásico cordobés a Primera,  y la lucha por la permanencia toma nuevos contornos.

 

Oportunidades perdidas

Los perseguidores más inmediatos del puntero jugaron con la obligación de ganar para achicar distancias, siquiera provisoriamente. Newells y Estudiantes tenían una gran oportunidad para mantenerse en carrera. Sin embargo el encuentro jugado en el Parque de la Independencia estuvo marcado por la cautela.

No pretendemos censurar a ninguno de los dos equipos por mezquino, pero sorprendió que salvo por algunos contados arranques en cada tiempo ni el local ni la visita se decidieron a tomar riesgos. Sí hicieron gala de un orden defensivo que es característico del conjunto que dirige Diego Osella, y que los dirigios por Nelson Vivas parecen estar recuperando y que parece ser el punto de partida de su recuperación.

San Lorenzo por su parte jugó un partido muy malo ante Atlético de Tucumán, que llevaba cuatro partidos sin ganar. Sin embargo le bastó agruparse bien en el mediocampo y la defensa para encontrar los contragolpes que llevaron peligro al arco defendido por Sebastián Torrico. Los cuervos parecen haber llegado a un punto límite. En el fondo Fabricio Coloccini y Matías Caruzzo no brindaron ninguna seguridad, más bien todo lo contrario. Mientras que en el mediocampo se siente la baja en el nivel de Fernando Belluschi y de Ezequiel Cerutti. Con el mediocampo aislado y sin ideas, era lógico que Gonzalo Bergessio quedara flotando en el área sin recibir ninguna pelota de gol.

Si Boca no logró aprovechar estas circunstancias fue porque se encontró con un Patronato no dispuesto a dejarse llevar puesto. Lo cual no quiere decir que los entrerrianos hayan salido a hacerse dueños del partido. Por el contrario, asumieron correctamente que la responsabilidad era de los de azul y oro, y se cerraron bien en defensa. Justamente esta obligación de salir y exponerse es la que parece incomodar a los de la ribera en sus últimas presentaciones como local (en las que obtuvieron cuatro de nueve puntos posibles). El buen momento de Darío Benedetto y los errores defensivos de la zaga central determinaron el 1 a 1 final, que dejó a Boca puntero pero todavía a tiro.

 

Polémicas para todos

River consiguió su quinta victoria consecutiva y se instaló en el lote de equipos que persiguen al líder y que por el momento clasifican a la Copa Libertadores 2018. Volvió a mostrar el buen rendimiento ofensivo que por momentos remite al comienzo del ciclo de Marcelo Gallardo, gozó el aporte del goleador Sebastián Driussi y la efectividad de algunos suplentes dado que Rodrigo Mora liquidó el partido ante Tigre.

Pero también mostró una constante del ciclo de Gallardo. La exposición de la última línea cuando el equipo presiona arriba. Le pudo haber costado caro de no ser por un error bastante grosero del árbitro Jorge Baliño y otro discutible del juez de línea. El primero fue al cobrar una inexistente falta en ataque de Diego ‘Cachete’ Morales sobre Jorge Moreira, en una jugada que hubiera dejado al delantero solo para abrir el marcador. Enseguida llegó el primer gol de los millonarios, y con el partido 1 a 0 Morales nuevamente vio un gol anulado por una supuesta posición adelantada, en una jugada un poco más fina. En todo caso queda claro que River, si bien está mostrando un gran nivel ofensivo, esta vez tapó la mugre con la alfombra.

También Racing escaló posiciones controversia mediante. Es cierto que la Academia fue claramente superior a Sarmiento en Junín y que mereció irse en ventaja al final del primer tiempo, pero no es menos cierto que con el partido 1 a 0 (tras el golazo del chico Lautaro Martínez) Marco Torsiglieri cometió un claro penal sobre Gervasio Núñez que el árbitro Patricio Lousteau (a metros de la jugada) no sancionó. Ahora los dirigidos por Diego Cocca pueden ponerse a un punto de San Lorenzo y de la clasificación a la Copa Libertadores si ganan mañana (miércoles) el encuentro que tienen pendiente ante Tigre.

El otro perjudicado de la fecha fue Banfield. En su visita a Mendoza cayó por 3 a 1 ante Godoy Cruz, aunque comenzó en ventaja mediante un gol de Darío Cvitanich. Pero posteriormente el Tomba logró dar vuelta el encuentro y ponerse 2 a 1 arriba. El partido se moría pero el Taladro todavía estaba a tiro del empate cuando Fernando Abal cobró una inexistente mano del defensor Carlos Matheu. Javier correa cambió penal por gol y liquidó el partido. Así, el equipo de Lomas de Zamora cedió puestos en la carrera hacia la Copa Sudamericana y acaso rumbo a la Libertadores.

Tampoco Talleres pudo afirmarse en esta carrera. El clásico cordobés lo vio más consistente que a su rival Belgrano, y era lógico el triunfo parcial cuando tras un gran contraataque Jonathan Menéndez convirtió el 1 a 0. Pero los piratas, mejor plantados en defensa que otras veces, fueron al frente y a través de Guillermo Farré obtuvieron el empate. Por las condiciones en que llegaron al partido el resultado les cayó un poco mejor a los de celeste, en medio de su pobrísima campaña. En cuatro fechas se verán otra vez las caras.

 

Mantas del tamaño adecuado

La clásica analogía de Tim acerca del fútbol y su parecido con una manta corta parece encontrar una solución en dos equipos que también están avanzando en la tabla de posiciones a un ritmo sostenido. Se trata de Colón de Santa Fe y de Gimnasia.

El primero lleva cinco triunfos conscutivos, todos ellos con la valla invicta. No luce, pero encontró en Eduardo Domínguez un entrenador que mantiene los pies en la tierra y saca lo mejor de los recursos con los que cuenta. Los sabaleros no lucen pero, tal y como mostraron este fin de semana ante Quilmes, son oportunistas. No habían atacado demasiado pero en cuento el uruguayo Diego Vera tuvo una oportunidad no la desaprovechó y marcó el único gol del partido. El orden defensivo hizo el resto.

De manera similar el Lobo se llevó tres puntos ante Aldosivi. Fabián Rinaudo marcó un golazo desde afuera del área y luego el equipo platense dejó que la desesperación rival hiciera su parte. Controló el trámite en el mediocampo escondiendo la pelota y de esa manera no sufrió pese a lo estrecho del marcador. Simple, sin tomar riesgos para la foto, sino por el contrario con un libreto que aseguro resultados. El sello de Gustavo Alfaro.

 

El sube y baja

Hubo dos partidos entre equipos comprometidos en la lucha por no descender. Arsenal y Vélez fueron los ganadores de esta fecha al vencer respectivamente a Huracán y a Olimpo. Precisamente los dos resultados determinaron que los de Sarandí salieran de la zona de descenso y los bahienses ingresaran nuevamente a ella.

El triunfo del equipo que dirige Humberto Grondona fue verdaderamente increíble. Tan pobre es el juego del Arse que con un hombre de más no podía evitar que los quemeros asediaran el arco que defiende Pablo Santillo. Sin embargo un despeje aislado a pocos minutos del final permitió el desborde de Franco Fragapane y el pase para que Juan Sánchez Sotelo marcar el gol del triunfo.

Mientras tanto aurinegros y fortineros mostraron todas sus limitaciones en partido de bajo vuelo. Sin embargo para los dirigidos por Omar de Felippe lo importante fue en definitiva la obtención de tres puntos que les permiten despegarse un poco de la zona de riesgo. También los ayudó en esa tarea la caída de un Aldosivi en baja.

Asimismo Arsenal también celebró la derrota de Quilmes ante Colón, ya que ahora tiene los mismos puntos que el cervecero. Sarmiento ante Racing y Temperley ante Central pusieron como siempre voluntad y búsqueda del arco rival, pero continúan sin sumar, a diferencia del casi descendido Atlético de Rafaela, que al menos sumó un punto ante Independiente.

En definitiva, se ha configurado un escenario donde en este momento Arsenal, Quilmes y Olimpo (todos con la misma cantidad de partidos jugados) compiten directamente entre sí por mantener la categoría. Sarmiento y Temperley (con un campeonato menos en el promedio) pueden darles caza si empiezan a sumar de a tres, mientras que Huracán, Aldosivi (con igual cantidad de partidos jugados) y Vélez tienen más margen de maniobra aunque no pueden descuidarse, sea para este campeonato, sea para arrancar mejor la próxima temporada.

MG/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados