julio 19, 2019

Guillermo Caviasca | “Los ex combatientes no se consideran víctimas”

Guillermo Caviasca | “Los ex combatientes no se consideran víctimas”

Guillermo Caviasca, historiador de la Universidad de Buenos Aires, militante de Barricada TV y del Encuentro Antiimperialista, reflexionó en Punto de partida acerca del nuevo aniversario del inicio de la guerra por las Islas Malvinas en 1982.

Caviasca sostuvo en primer lugar que “la cuestión hay que buscarla por el lado de las concepciones geopolíticas e ideológicas del Proceso de Reorganización Nacional, cuál era su proyecto en sí mismo y de la jerarquía civil, militar, económica y política que lo integraba. Ahí está la clave de la derrota, no en el comportamiento de los soldados, suboficiales y oficiales que pelearon, y está demostrado, con mucha más efectividad, valor y capacidad de lo que se hubiera esperado, teniendo en cuenta los medios técnicos de los que disponían. Esto se sabe mejor en el resto del mundo que en nuestro país. Incluso en documentales de medios que responden al interés de manipular la opinión pública, por ejemplo History Channel, se encuentra un reconocimiento muy grande al comportamiento táctico de las fuerzas argentinas en Malvinas y en especial a la Fuerza Aérea“.

Luego el entrevistado señaló que “en realidad empezamos a perder la guerra a partir del día de la rendición y cuando nuestros soldados volvieron sin ser homenajeados como combatientes, como héroes enviados a un conflicto contra una potencia que ocupa parte de nuestro territorio. Cuando los ocultamos durante mucho años de democracia, empezamos a perder la guerra. No se trata solo perder en el terreno del combate sino también en política, economía y en las ideas. Bajo el gobierno kirchnerista hubo cambios, algunos moderados otros más profundos. Principalmente se buscó desde el gobierno instalar otra vez la memoria de Malvinas entre el pueblo. Algo más discutible dentro de ese contexto es el debate puesto en si los soldados fueron víctimas o héroes. Los ex combatientes se consideran lo segundo. De otro modo no hubieran peleado como pelearon“.

Caviasca planteó finalmente en relación al vínculo entre la política de Defensa y los Derechos Humanos que “no se puede planear la defensa nacional pensando que por las políticas que se implementaron hace cuarenta años se debe tener a las fuerzas armadas sitiadas en un costado para que no sean peligrosas para el país. Esa postura es una mentira porque olvida la intervención de muchos militares en el establecimiento de la industria argentina, lo cual nos permitió estar más desarrollados que otros países del tercer mundo. Y también porque ignora que no vivimos en un mundo donde todo se resuelve diplomáticamente, sino en uno donde el imperialismo tiene apetencias concretas respecto a nuestro país. La posesión de las islas del Atlántico sur representa una fuente de recursos económicos y una proyección geopolítica sobre la Antártida. No es una cuestión de un acuerdo de caballeros, sino de relaciones de fuerzas entre países“.

.

MG/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados