julio 24, 2019

Elecciones en Brasil | “No fue un proceso democrático”

Elecciones en Brasil | “No fue un proceso democrático”

Se excluyó a Luiz Inacio ‘Lula’ Da Silva. Intensa campaña de los medios en contra del PT. Por estas razones no se puede hablar de un proceso eleccionario democrático. Mencionar sólo las causas polìticas, en un desarrollo viciado de nulidad, es no mirar el mapa completo. Otro dato importante es la división de la izquierda. Hecho que resultó determinante para el resultado de la primera vuelta.

Oscar Laborde, Diputado del Parlasur y Director de IDEAL, en comunicación con Panorama Federal.

El Diputado analizó que “más allá de los pronósticos y de lo que uno veía lo que podía suceder, que se concrete es un impacto, pero superado ese impacto, tratando de sistematizar el triunfo de Jair Bolsonaro, algunos de los puntos que pueden explicar su triunfo hay que hablar, primero, que no fue un proceso democrático”.

Explicó que “la exclusión de Lula, impedirle que hablara, el uso capcioso de los medios de comunicación, impide hablar de un proceso democrático”. Graficó: “en esta elección, un equipo jugó con 8 jugadores y su arco era más grande que el otro, porque si no, nos quedamos solamente hablando de las causas políticas, y sabemos que este proceso está viciado de ilegalidad, segundo, creo que dio resultado toda la campaña que hizo contra el PT, y también algunos errores que había cometido el Partido de los Trabajadores en el gobierno”.

Laborde especificó “hablando de errores, la izquierda sigue dividiéndose, en Chile hubiera ganado si hubiera ido unida la izquierda, en Colombia hubiera ganado si hubiera ido unida la izquierda, y en este caso, si uno suma los votos de (Fernando) Haddad y de Ciro Gomes (PDT centroizquierda) candidato muy similar, a lo que plantea Haddad, hubiera sacado el 43% de los votos, no hubiera ganado, pero una cosa es decir que 46% a 30% más 13%, es un balance, que decir 46% a 43%” y subrayó “la izquierda también tendrá que aceptar que la desunión, además de los defectos propios, facilitó el triunfo de la derecha”

El diputado agregó “la centroizquierda llevó candidato propio, Ciro Gomes, que sacó el 13%, que se supone ahora va a sumar a Haddad, pero si hubieran ido en una sola fórmula otro habría sido el resultado” y destacó que “increiblemente Bolsonaro, recoge una bronca contra el sistema, contra la corrupción, contra lo tradicional, y uno diría, ¿cómo un fascista puede concentrar eso?, bueno lo concentra, así que la suma de todas esas cosas, más una iglesia evangelista que abandonó la obligación de trasladar la palabra de Dios, nos llevan a esta situación”.

Muchos pensaban que con López Obrador en México, y un triunfo de Fernando Haddad en Brasil, debido a la importancia estratégica de ambos países, esta América, podría haber retomado un rumbo diferente. Similar a lo que dio nacimiento a la UNASUR.

El director de IDEAL reflexionó “yo creo que sigue siendo una región en disputa, ganó López Obrador, triunfó Bosonaro, también Maduro en Venezuela se mantiene allí”. Por eso “sigue siendo un territorio en disputa” y afirmó “le va costar mucho a Bolsonaro aplicar las brutalidades que pretende, más brutal que MichelTemer todavía, porque no es solamente liberal, Jair Bolsonaro es fascista, un militar que va a aplicar métodos brutales en lo político, y una política económica neoliberal, habrá que ver andar a López Obrador, también a Bolsonaro”.

Atravesamos un momento en que sectores importantes vuelcan su voto a personajes reaccionarios, que como Jair Bolsonaro, se declaran misóginos y homofóbicos.

Sobre esta circunstacia Oscar Laborde analizó que “es una suma de cuestiones, se presentan como lo nuevo y lo diferente, aunque no lo son, además, hay bronca contra los partidos tradicionales, los dos partidos socialistas -el PSDB (partido de la social democracia brasileña), MDB (movimiento democrático brasileño)- hicieron una elección espantosa”.

A esto le sumó: “el hartazgo de cómo están las cosas, y en lugar de buscar soluciones de izquierda, entonces se buscan sectores de la mano dura, de solución fácil” y completó “es un momento de pelea, como siempre, nunca estamos en el horno definitivamente, ni estamos en la gloria. En la segunda vuelta con el apoyo de los votos de Ciro Gomes, el resultado va a ser diferente, Haddad, va a estar cerca del 40%, no será tanta la diferencia”.

En la elección de Minas Gerais, para la banca del Senado, Dilma Rouseff, quedó cuarta con el 15,3% de los votos y no logró entrar como senadora.

El Diputado del Parlasur explicó que “a Dilma le quedó una imagen de mala gestión, por supuesto que la derecha nunca la quiso, pero también una parte del movimiento social le reprochó que tomó medidas económicas complicadas y nombró un ministro neoliberal, como Joaquim Levy”, y concluyó “le pasaron factura porque no hizo un gobierno consecuente con lo que prometió”.

DM / GF / RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados