noviembre 17, 2018

La campaña digital en Brasil

La campaña digital en Brasil

Por Esteban Magnani*

 

“Su tía no es fascista: está siendo manipulada” comienza un texto del filósofo brasileño Rafael Azzi que explica cómo funcionó la campaña del candidato a presidente Jair Bolsonaro. En los últimos años las campañas políticas apoyadas en Big Data acumulada a través de las redes sociales están produciendo grietas en las sociedades para aumentar las chances de distintos candidatos. El know how de la microsegmentación se acumuló por años en estas redes para uso publicitario, pero desde el punto de vista de los algoritmos que las guían da lo mismo vender champú que un candidato a presidente.

Es por eso que Facebook fue acusada de favorecer la circulación de noticias falsas que subían distintos grupos de campaña. Para las elecciones brasileñas intentó contenerlas pero las nuevas campañas se apoyaron más en Whatsapp, el sistema de mensajería privada que hace mucho más difícil detectarlas de noticias falsas pese al esforzado trabajo de organizaciones como Comprova y otros “fact-checkers” similares a los que hace Chequeado en la Argentina.

El resultado es una sociedad partida como nunca antes en su historia en la que un discurso racista, misógino y que parece estar por abrir un tsunami neoliberal aparece como casi seguro candidato a gobernar el país. Por supuesto, todo esto no se explica solo por whatsapp, si no por una serie de factores concomitantes con múltiples aristas.

 

*Columnista de Punto de Partida. Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires y Director de la Licenciatura en Medios Audiovisuales y Digitales de la Universidad Nacional de Rafaela.

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados