noviembre 17, 2018

Quique Hrabina | “Guillermo aprendió de las derrotas y cambió para bien”

Quique Hrabina |  “Guillermo aprendió de las derrotas y cambió para bien”

Boca Juniors jugará la final de Copa Libertadores de América ante River Plate. Una serie de partidos de hacha y tiza. En Abrí la Cancha entrevistaron a Enrique Quique Hrabina, referente emocional xeneize en los años 80s.

En diálogo con Carlos Aira, el histórico lateral izquierdo dijo ver muy bien a Boca ante Palmeiras: “Fue un equipo concentrado. Sufrió porque el rival tenía la necesidad de dar vuelta la serie ante su gente. Pero Boca es un equipo sólido con una columna vertebral que jugó muy bien“. 

En ese medio campo construido por Nández-Barrios-Pérez, el uruguayo está demostrando un nivel superlativo. Sobre el rendimiento de Nahitán, Quique expresó: Está demostrando despliegue, solidaridad y entrega máxima. En estas instancias es muy importante el contagio que transmite. Con las variantes tácticas que encontró Guillermo, el equipo se siente más seguro y Nández está más firme“. 

El Mellizo en el centro de la escena. A pesar de los logros, criticado por muchos. Para Hrabina, “Guillermo se fue formando y capitalizó experiencias“; agregó: “Para encontrar el sistema pasó por momentos muy difíciles. Hoy Boca tiene un despliegue que antes no tenía. Es un equipo más compacto y confiable; con jugadores más protegidos. Antes se desbalanceaba con facilidad. Guillermo aprendió de las derrotas y cambió para bien“. 

El rival de Boca será River, que viene de eliminar a Racing, Independiente y al último campeón de América. Quique analizó al equipo de Marcelo Gallardo: “River impone dinámismo con más velocidad que Boca. Juegan los que mejor están. Puestos cada uno a cumplir funciones mixtas, de ataque o defensa, lo que lo hace un equipo solidario”. 

“Una clave de la final es la presión alta logrando espacios. Boca, a partir de tres cuartos, puede imprimir una dinámica y explosión que tendría que hacer sufrir a los centrales riverplatenses”, arriesgó Hrabina.

Finalmente, ante la consulta de corazón caliente o cabeza fría para las finales de Libertadores, el ex lateral xeneize opinó: “Las dos cosas son importantes. Uno juega con ambas. Hay que ser inteligente, manejar los tiempos y hay que poner todo, con la inteligencia y la destreza de sacar ventaja de los jugadores que tiene Boca. No hay que pasarse de vueltas y manejar los tiempos del partido porque serán muy cambiantes. Cuando haya que meter se meterá y cuando haya que pensar se pensará”.

FV/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados