diciembre 14, 2018

Empresas | Gobierno y Poder Judicial, en plan desnacionalizador

Empresas | Gobierno y Poder Judicial, en plan desnacionalizador

Sectores del Poder Judicial elaboran fallos a medida. Algunos dictámenes persiguen opositores al gobierno. Otros favorecen hechos de violencia institucional. El juez Claudio Bonadío dictó sendas resoluciones contra Paolo Rocca y Alberto Padoan. Titulares de empresas que cotizan en las Bolsas de Comercio de Nueva York y de Londres. Medidas que sintonizan con específicos intereses de la embajada de Estados Unidos. A su vez perjudican simétricamente a esas empresas de capital nacional. Texaco y Chevrón esperan por Vaca muerta.

Horacio Saró, periodista de Redacción Rosario, Radio El Eslabón Cooperativa La Masa, Santa Fe, en comunicación con Panorama Federal.
Saró manifestó “la conmoción que provocó en la ciudad y en toda la provincia de Santa Fe, el procesamiento de Alberto Padoan, que nombramos como ‘el hombre de la bolsa’ en Redacción Rosario”. El juez Claudio Bonadío, “lo incluyó en el mismo fallo en el que encauzó a Paolo Rocca, el hombre fuerte de Techint, empresa con sede en Milán y Luxemburgo”. Padoan, es el dueño de Vicentin SAIC, principal aceitera y agro exportadora de la provincia y del país” y “un hombre multimillonario y absolutamente gorila, pertenece a la Sociedad Rural de Reconquista, integrante de una de las instituciones que nuclea a los agro exportadores y productores rurales del norte santafesino” y que “hizo lobby durante mucho tiempo, para ser titular de la Bolsa de Comercio de Rosario, como lo fue hasta el procesamiento”. Destacó que “es la Bolsa de Comercio más importante del interior del país, y de alguna manera regula el comercio exterior de granos y oleaginosas en el país”.
El periodista analizó “hilando fino, estos fallos que involucran a Padoan y Rocca, alguien los calificó de ‘desatados’, porque ya no son aquellos que a pedido de Mauricio Macri fueron para justificar la persecución política a Cristina Fernández de Kirchner, sino que están teniendo como último objetivo algo muy requerido por la Embajada norteamericana” y “fundamentalmente por los hombres de negocios de Washington, que es quedarse con las empresas argentinas. Esto va quedando más que claro, y es importante subrayarlo, porque a veces se relaciona con la vieja rivalidad que tiene el grupo SOCMA {Sociedades Macri} con Techint, que también lo incluye”, pero “acá confluyen dos cuestiones, los intereses que tiene la Embajada norteamericana para quedarse con los sectores más rentables de la Argentina, como la siderurgia Techint, calificada en términos mundiales como de primera línea, son de los pocos que hacen caños sin costura del mundo, para las petroleras, las gasíferas, esos caños los compra Rusia, para GAZPROM”.
Horacio Saró evaluó “Techint tiene una sede en Estados Unidos, llamada TENARIS, para la producción de caños para los oleoductos de las petroleras de Texas; estas petroleras quieren quedarse con aquellas que tienen cuentas ya adjudicadas en Vaca Muerta, y con aquellos que son sus proveedores, como Techint”. Agregó “en el caso del negocio agro exportador, Vicentin es una de las que pretenden apropiarse, el embargo {que le hace el juez Bonadío a Techint y Vicentin} es de 4 mil millones de pesos, por lo que Padoan tuvo que pedir licencia en la Cámara de Comercio, y se la dieron rápidamente, porque no quieren quedar pegados con la denuncia, pero además, el ahora ex titular, era interlocutor con el gobierno nacional y jugaba fuerte en los negocios”. Estimó que “comienza a resquebrajarse el frente común que había entre los agro exportadores, algunas empresas de mucha envergadura que acompañaron al gobierno y al poder, en contra de lo que era el populismo”.
El comunicador rosarino completó: “estas empresas se están dando cuenta, que no solamente la industria, cuyas pérdidas ya se contabilizan en millones de dólares no vendidos al mercado interno, o la pérdida de mercado externo, la caída de Techint en Wall Street, llegó al 10%, y todavía no se sabe la pérdida de las distintas empresas que tiene en el exterior Vicentin, que cotizan también en Estados Unidos y en la city londinense”.
Luego dijo que “la política económica del macrismo está generando este campo árido para asfixiar a empresas emblemáticas argentinas, como las mencionadas Techint, Vicentin”. Precisó que no pensamos que estas dos compañías pueden ser parte de una burguesía nacional” pero “no es lo mismo que tengan como interlocutor a un gobierno que pretenda hacerles pagar los impuestos que por propia voluntad no abonan, o las retenciones cuando se hacen los ‘distraídos’ para no tributar”. Insistió que “no es lo mismo tener como interlocutor a Paolo Rocca, a Alberto Padoan, a un argentino, que a un yankee sentado en Texas o en Minnesota” personas que “vienen a quedarse con negocios, que será muy difícil recuperar para la estructura económica de la Argentina”. Al respecto señaló que “las empresas petroleras locales que están jugando en Vaca Muerta son una manga de ‘canallas’, pero cuando se las venga a llevar Texaco o Chevrón, o cualquiera de las empresas norteamericanas interesadas en este negocio, será muy difícil recuperarlas”.
Saró se preguntó “Si cambia el signo político, pero fundamentalmente el modelo económico, el modelo político que quiera dominar a ‘estas bestias’ en el plano de lo tributario, en el plano social, o de lo macro económico tendrá muchas dificultades.”

DM / GF /RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados