enero 24, 2019

Turismo Carretera | Agustín Canapino, de la tristeza a la absoluta felicidad

Turismo Carretera | Agustín Canapino, de la tristeza a la absoluta felicidad

Por Nehuén Ríos, enviado especial a San Nicolás de los Arroyos.

Ultima fecha del campeonato de TC 2018. 75 temporada de la categoría más popular del automovilismo argentino. En el autódromo de la ciudad de San Nicolás, junto a la Ruta Nacional 9, se vivieron momentos de tensión y alegría. Alan Ruggiero (Renault Torino) se llevó el triunfo, pero las palmas fueron para Agustín Canapino, quién se consagró campeón de la temporada.

A la última jornada del certámen llegaron los cuatro principales candidatos a la Copa de Oro. Al frente, Matías Rossi (Ford Falcón). Luego, el santafesino Facundo Ardusso (Renault Torino). Tercero, Agustín Canapino (Chevrolet Chevy). En cuarto lugar con posibilidad de título, Jonatan Castellano (Dodge GTX).

La cita arrancó el viernes con los primeros entrenamientos y la primera tanda de clasificación. En esa jornada, el delvisense Matías Rossi obtuvo la pole position provisional, seguido por el parejense Facundo Ardusso. El sábado, Rossi mantuvo la primera posición en la grilla mejorando su tiempo del día anterior consiguiendo un récord para la categoría: diez poles consecutivas de la marca.

Detrás de Rossi se ubicó Juan José Eberín, compañero de escudería. El tercer puesto quedó relegado para Facundo Ardusso, quién en diálogo con Radio Gráfica se mostró confiado para la serie y carrera del domingo, con la ilusión de pelear campeonato hasta el último minuto de competencia.

En la primera serie del domingo, Matías Rossi y Jonatan Castellano largaron en punta. En la primera curva, el piloto de Del Viso generó un leve roce con el Dodge de CastellanoEl equipo de Castellano denunció la maniobra. Los comisarios deportivos, después de ver la maniobra y escuchar a los pilotos, decidieron recargar a Matías Rossi, dándole ganada la serie a Pinchito Castellano. El último lugar del podio fue para Lionel Pernía (Torino Cherokee).

En la segunda serie no hubo sobresaltos. Terminó como se inició: Juan José Ebarlin (Chevrolet Chevy) en punta; acompañado por Norberto Fontana (Chevrolet Chevy) y Mariano Werner (Ford Falcón).

La tercera serie se vio afectada en la largada: una desafortunada maniobra de Juan Manuel Urcera generó un roce con Agustín Canapino – aspirante al título – quién debió reducir la velocidad. Acto seguido, Gastón Mazzacane golpeó la parte trasera del coche de Canapino, quién hizo un trompo, obligando a Canapino a abandonar la competencia.

Esta tercera serie, la más rápida, la ganó Facundo Ardusso (Torino Cherokee), completando el podio Emiliano Spataro (Torino Cherokee) y el uruguayo Mauricio Lambriris (Ford Falcón).

Pero hubo un actor imprevisible: minutos antes del comienzo de la serie final se desató una gran tormenta. El único de los candidatos al título que cambió neumáticos y puesta a punto fue Canapino. Esto hizo que su auto esté en mejores condiciones que sus rivales.

La tormenta modificó las condiciones de carrera. Rossi, Ardusso y Castellano debieron repostar ni bien arrancó la final. Canapino, quién largó en el puesto 39, aprovechó la situación. Se colocó en un cuarto lugar, donde reguló la competencia.

Ante la dificultad de adelantar por la lluvia; ni Ardusso ni Rossi pudieron acercarse al pelotón de arriba. Luego del despiste que sufrieron Nicolás Trosset y Emanuel Moriatis, Canapino quedó en segunda posición.

Alan Ruggiero (Renault Torino) ganó la competencia, pero toda la felicidad fue para Agustín Canapino, quién se consagró campeón ya que sus rivales por el título terminaron lejos de los puestos puntuables.

Es el tercer campeonato de Turismo Carretera para el Titán de Arrecifes. El primero lo obtuvo en 2010, ganando el mismo en la última carrera. En 2017, se hizo del campeonato por 0,25 centésimas de punto. En este 2018, largando desde el fondo, apostando a una lluvia que no se veía venir.

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados