julio 19, 2019

Fútbol Femenino | Apuntes ante una posible profesionalización

Fútbol Femenino | Apuntes ante una posible profesionalización

Por Lautaro Fernández Elem (*)

Nos encontramos ante la visibilización masiva del fútbol femenino en nuestro país. No es una moda porque la disciplina existe desde hace décadas, pero si el empuje general lo ha puesto sobre la mesa y con un espacio ganado en la discusión deportiva nacional. La oleada internacional llegó hasta FIFA, que decidió fomentar la actividad aumentando los premios e instando a las organizaciones miembro que se pongan al hombro la organización de la Copa del Mundo a jugarse este año en Francia.

Esta semana dos noticias relevantes cambiaron el mapa del fútbol femenino:  la renuncia de Ricardo Pinela, presidente de Fútbol Femenino AFA; y la denuncia que realizó Macarena Sánchez a la UAI Urquiza por desvincularla de su empleo en la Universidad, dejándola así sin el ingreso que cobraba realmente por la práctica deportiva. Lo que inicialmente fue la dimisión de Pinela por un no acuerdo con la reestructuración de la disciplina en AFA terminó siendo explicada por el conflicto legal que se inicia entre una jugadora y su posición de Secretario Administrativo en la Univesidad Abierta Interamericana y su lugar de vicepresidente en el club financiado por tal institución.

Ante la posibilidad de un fallo favorable de la justicia al planteo de Sánchez, Carlos Aira bien ha preguntado: ¿El resto de los clubes están en condiciones de habilitar veinte contratos profesionales, estructura y cuerpo técnico? Sólo si existe un aporte externo para poder sostenerlo. ¿Cómo dispararía la situación si la justicia se expide obligando a AFA a un profesionalismo formal de la actividad?”

Efectivamente, la enorme mayoría de clubes que destinan recursos a la actividad, no están en condiciones monetarias de extender un promedio de treinta contratos profesionales. Con suerte, algunas de éstos clubes, podrían eximir a sus jugadores de abonar la cuota deportiva que se le cobra a cualquier deportista amateur. Y es que hoy en día la única posibilidad certera para que los torneos de Primera A y B de Fútbol Femenino AFA sean plenamente profesionales es en un marco de mercado interno hoy en caída es con una inyección externa que permita fortalecer el torneo. Es lo que sucede en aquellas vidrieras tan alabadas , como pueden ser Francia, Estados Unidos o España. En esos circuitos hay dos datos a destacar: no hay una destrucción tan avasallante del mercado interno como lo hay en Argentina; por otra parte, no son clubes sino Sociedades Anónimas Deportivas.

Un fallo a favor de la denunca de Abofem Argentina y M&G Asociados exigiendo a AFA y sus clubes afiliados la profesionalización de la disciplina obligaría a la casi totalidad de instituciones participantes a endeudarse, ampliar su déficit o recurrir a empresas que se hagan cargo de la actividad.

Como no desconocemos los derechos laborales que hacen grande a nuestra patria, queremos que sea así. Que los clubes prevean éstas condiciones para que tarde o temprano, suceda. Que estemos convencidos de respaldar a los clubes – como ejes nodales de organización popular y defensa de derechos sociales – nos hace entrar y resolver la contradicción a favor, como siempre, de los trabajadores. Durante años, con el Estado conducido por un proyecto nacional y popular, nos hemos peleado con algunos zonzos que criticaban a trabajadores y jubilados por hacerle juicio al estado. No somos eso. Porque el fortalecimiento de las instituciones sociales crece con la conquista de derechos que nunca irán en desmedro de la organización popular.

Pedimos información y criterio a los jueces; predisposición a AFA, atención a la trampa neoliberal a las jugadoras y mucho aguante. Como siempre.

(*) Conductor de Desde el Barrio.

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados