junio 20, 2019

Wikileaks, Assange y la democracia en jaque

Wikileaks, Assange y la democracia en jaque

Por Sofia Scasserra *

Esta semana finalmente la fiera se dio el gusto y apresó a Julian Assange. Agazapado esperando afuera de la embajada de Ecuador en el Reino Unido estaba todo el poder concentrado del mundo, mirando impaciente a ver cuándo iban a poder poner sus manos sobre un hombre.

¿Por qué El Poder le da importancia a una persona sola? ¿Por qué esperar 7 años impacientes? La respuesta es simple: porque ese hombre le dio una estocada al corazón de los secretos más turbios del poder global: la información libre y gratuita a los ciudadanos del mundo.

Trabajo con Acuerdos de Libre Comercio. Estos nefastos instrumentos jurídicos internacionales fijan reglas que se pactan a escondidas de la ciudadanía y que delimitan la soberanía y el accionar de los Estados así como también los niveles de precio y empleo en una economía. Todo a puertas cerradas y a espalda no solo de los ciudadanos, sino de los legisladores legítima y democráticamente votados por la población. Acuerdos como el TISA o el TPP (tratado transpacífico) eran completamente desconocidos hasta que Wikileaks los filtró y los puso a disposición de la gente, logrando que académicos hicieran rigurosos análisis y los legisladores finalmente decidieran votar en contra de los mismos porque implicaban entregar la soberanía del Estado a las corporaciones (como el caso del TTIP). El TISA en su texto filtrado tenía una leyenda que decía “secreto hasta 5 años después de haber entrado en vigor”. O sea, íbamos a leer el texto 5 años después de que el acuerdo nos este arruinando la vida. Lindo, no?

Secretos como estos son los que filtra wikileaks. Acuerdos, resúmenes de cuenta en paraísos fiscales, videos de matanzas a civiles por parte del ejército norteamericano, llamadas telefónicas donde se planea como derrocar presidentes y cosas del estilo. Dejan al poder al desnudo, mostrando su costado más ruin. Y eso no es simpático. Y eso se paga.

Efectivamente, Assange era la cara visible de Wikileaks, sitio web que aunque Assange haya sido apresado sigue funcionando y filtrando documentación todos los días. Como la documentación que filtró sobre las cuentas offshore de Lenin Moreno, actual presidente de Ecuador, motivo por el cual fue expulsado de la embajada que le daba asilo.
América latina desconoce la importancia que este portal tiene para su democracia y acceso a la información.

Principalmente la barrera idiomática puede ser uno ya que la mayoría de la información está en inglés, pero principalmente por el blindaje mediático que existe respecto de la información que wikileaks filtra: normalmente los medios no reproducen las atrocidades que se dan a conocer ahí, de tal manera que si no ingresas en el portal, es difícil que te enteres.

Que Assange esté hoy preso y seguramente pronto a ser extraditado a EEUU para no salir jamás de prisión es, sin lugar a dudas, un golpe bajo a los que quieren saber de qué se trata y luchar contra la corrupción mundial. Pero no es el final, no lo es… es nuestro compromiso seguir exigiendo esa información. Wikileaks no murió, sigue vivo en cada filtración. Es nuestro deber como ciudadanos del mundo, saber qué cosas se publican allí.

* Investigadora y Docente, Instituto del Mundo del Trabajo Julio Godio-UNTREF, Asesora en Temas Económicos y de Comercio Internacional FAECYS – UNI Américas. Columnista en el programa Feas, Sucias y Malas de Radio Gráfica (sábados 10 am).

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados