junio 20, 2019

Assange | Una mirada forjista sobre Wikileaks

Assange |  Una mirada forjista sobre Wikileaks

La decisión del gobierno ecuatoriano de dejar sin asilo político a Julian Assange lo pone en una situación de riesgo. Una futura extradición hacia los Estados Unidos podría terminar con la pena capital del periodista que visibilizó, a través de Wikileaks, la trama secreta de coorporaciones financieras y estados.

Martín García, ex director de Télam, se preguntó en Radio Gráfica: “¿Que destino tendrá una persona que tomó secretos de paises imperialistas y coorporaciones y permitió el acceso de todo el mundo a ellos? Es muy grave para la condición humana que lleven a Assange a la justicia estadounidense en un increscendo que puede terminar con su pena de muerte”.

Para el director de la Nac&Pop la situación de Julian Assange desnuda una realidad: “Los poderosos hacen las leyes para que las cumplan los giles. A nivel nacional e internacional. Construyen una ficción de estabilidad planetaria pero en verdad los pueblos están lejos de todo. Por eso digo que vivimos, como civilización, en una inmensa selva donde trabajamos de cucarachas y quiénes desenmascaró Assange trabajan de cazadores de cucarachas”.

¿Cual es el rol de las redes sociales en un mundo con múltiples efectores de información? García analizó en diálogo con Gabriel Fernández: “El público busca otra mirada. Las redes no están totalmente manipuladas porque es imposible hacerlo. En Facebook hay 2.200.000.000 de personas. Un cónclave mundial. El arma de las redes es extraordinaria para el pueblo y quién esté en contra de ellas, está equivocado. La gente que usa las redes ya sabe que cosas hay que consultar y donde para confirmar. Assange fue importante para comprender este nuevo orden mundial y su compromiso con la verdad”

 

Por su parte, Romina Rocha, periodista, integrante de La Batalla Cultural, analizó el rol de las redes en la detención de Assange: “Hay una gran convulsión. Por un lado está bueno y da cuenta de todo lo que estamos haciendo. Por otro lado, el peligro de lo que estamos manejando“.

“Hay algo concreto y brutal: la cantidad de información que circula es única en la humanidad. Por eso los medios hegemónicos están siendo absurdos en su manejo. No les queda otra: la verdad está pidiendo salir a gritos. Por eso tenemos periodistas que publican escuchas judiciales como periodismo de investigación y por otro lado tenemos un juez como Ramos Padilla desbaratando una red de espionaje – y mas allá de la gente que salió el otro día a la calle – existe un silencio atroz sobre el tema. Hay un montón de intereses en juego. Lo heróico no está valorado por el mismo parámetro. Lo hace Jorge Lanata o Luis Majul y parecen héroes de la patria. Aparece un juez federal con información crucial y la dimensión es mínima“, analizó Rocha.

Detrás de la detención de Assange una construcción de sentido y un enemigo: el populismo. Así lo explicó Romina Rocha en Radio Gráfica: “Hoy vemos los fines reales de la instalación del termino despectivo Populismo. El tema de las redes a través de las fake news, por más verdad que digas te voy a sospechar por tanta mentira que hay en el medio. Todo esto está planificado por quienes intentan saturar de información. Ahora tienen una carta importante con la captura de Assange”

 

 

Finalmente, Sofía Scassera sumó su impronta popular. Economista del Instituto Mundo del Trabajo Julio Godio y divulgadora de Wikileaks, expresó la profunda densidad que tuvieron las investigaciones de Assange en términos geopolíticos: “Wikileaks difundió información que no hubiera llegado nunca a la gran mayoría de la humanidad. Por ejemplo, tratados de Libre Comercio. Muchos de ellos, una vez conocidos, la población los resistió. Sin Julian Assange, nunca nadie se hubiera enterado. Por ejemplo, el tratado Transpacífico”

“Julian Assange visibiliza información que debiera ser pública de gobiernos y corporaciones y es un criminal. Mark Zuckermberg entregó información privada a corporaciones y es el hombre del año. Esta hipocrecía demuestra los intereses tocados. Assange tocó los secretos que el poder global no quiere que sean tocados“, analizó Scassera en Radio Gráfica.

CA/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados