junio 26, 2019

Pichetto | El senador justicialista será el vicepresidente de Macri

Pichetto | El senador justicialista será el vicepresidente de Macri

Mauricio Macri anunció en la tarde de este martes que el senador justicialista Miguel Angel Pichetto será su candidato a vicepresidente. «Es un rol que estoy seguro voy a poder cumplir con responsabilidad, y humildad, sabiendo cuáles son los límites que tiene el rol, de no interferir en la acción y el poder que está en la figura del Presidente» expresó Pichetto.

Por Leonardo Martín*

Comienzan a aparecer las piezas que faltaban en el tablero electoral de cara a las elecciones de octubre próximo, algunas de ellas generando sorpresa en un electorado expectante. Una de esas piezas faltantes era el acompañante de Mauricio Macri en la fórmula presidencial de Cambiemos. Sin más especulaciones, Macri anunció desde las redes sociales que ese lugar será el senador justicialista Miguel Angel Pichetto, un auténtico todoterreno.

«He aceptado la propuesta que me hizo el Presidente de la Nación. Es quien tiene la autoridad política y los votos y me ha honrado con esta invitación para que lo acompañe como vicepresidente de la Nación» expresó Pichetto en una conferencia de prensa desde el Congreso de la Nación.

Con la implosión de Alternativa Federal, el horizonte político del senador por Río Negro se convertía en una gran incógnita. Meses atrás se lanzó como candidato a presidente, pero la popularidad y el carisma no son sus mayores virtudes. Parecía más bien una jugada para poder incorporarse en una fórmula con un candidato más competitivo que terminó siendo Mauricio Macri y no los que hasta hace apenas algunos días eran sus socios de Alternativa Federal.

Ante todo Pichetto demostró, una vez más, su avanzada capacidad de adaptación política, un profesional de la disciplina. Defendió las políticas del menemismo durante los años noventa, luego fue la principal espada del kirchnerismo en el Senado. Desde diciembre de 2015 se embarcó en construir una tercera posición de los que muchos llamaron «peronismo racional», «responsable», «republicano». Depende desde donde se lo dijera podía ser un elogio o una critica furibunda. Un espacio que puso más esfuerzo en denostar al kirchnerismo que en criticar a las políticas del macrismo. De hecho, muchos le endilgan haber acompañado por todas las leyes con cambios estructurales, gran parte de ellos regresivos, propuestas desde el Gobierno nacional.

La decisión de elegir a Pichetto también significa modificaciones en la Alianza Cambiemos. Suma un referente peronista abriendo la alianza a un dirigente que fue un aliado informal, solapado, en estos años. Se rompe el cerco electrificado que Durán Barba y Marcos Peña habían puesto a las propuestas de sumar referentes peronistas racionales. La necesidad ante las encuestas tiene cara de hereje.

Un interrogante que también se abre es, ¿qué sucederá con el radicalismo?Se esperaba y especulaba que el puesto de vicepresidente sea para un boina blanca. Se hablaba de Ernesto Sanz (habría desistido), de Alfredo Cornejo (no contaría con la simpatía presidencial tras algunos desplantes) hasta del vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador. Ninguno de ellos ocupará ese lugar. ¿Habrá sido un desaire o fue una decisión consensuada? Se verá con el correr de los días, por lo pronto no parece Macri estar en condiciones de enfrentarse a sus socios del radicalismo.

«Este es un debate mucho más profundo, entre democracia y visiones autoritarias» fue una de las frases con las cuales justificó Pichetto su ingreso a Cambiemos.

«Espero poder estar a la altura de las circunstancias, con el compromiso y la lealtad, porque un vicepresidente tiene que acompañar al presidente. Es su imagen, su voz, en el Senado Nacional, en el Congreso de la Nación. Es un rol que estoy seguro voy a poder cumplir con responsabilidad, y humildad, sabiendo cuáles son los límites que tiene el rol, de no interferir en la acción y el poder que está en la figura del Presidente» amplió en la conferencia de prensa.

Se cruzaron dos necesidades, ambas ligadas a la subsistencia. Cambiemos necesitado de ampliar su base política con un hombre del peronismo para dar señales de apertura y de gobernabilidad en el futuro. También puede ser importante en caso de triunfo en los acuerdos en el Senado de la Nación, donde se puede prever a un Cambiemos en minoría. Pichetto conoce como pocos la cámara alta, con trato directo con todos los mandatarios provinciales y legisladores provinciales. Su know how en esa arena es infinitamente más importante frente a un escenario donde de ganar Cambiemos buscará sancionar reformas estructurales como la laboral y la previsional.

Por su lado, la candidatura ubica a Pichetto en el centro de la escena, un lugar de privilegio. El mismo que buscó tener con sus ex socios de Alternativa Federal, pero terminó encontrando con Cambiemos.

(*) Periodista de Sindical Federal – Radio Gráfica

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados