julio 17, 2019

Educación pública | Desfinanciamiento y maquillaje electoral en CABA

Educación pública | Desfinanciamiento y maquillaje electoral en CABA

A pocos meses de que se desarrollen las elecciones en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el gobierno local de Horacio Rodríguez Larreta inauguró distintas instituciones educativas que tienen como punto la mala infraestructura. A esta problemática se le suman las escuelas que tienen invasión de ratas y la precariedad de los alimentos que se dan en los comedores escolares.

El jueves 13 de junio el Gobierno Porteño pretendía inaugurar el Jardín de Infantes 4 y la Escuela 8 en Piedrabuena, barrio de Lugano, pero la comunidad educativa impidió que se realice el acto en el cual iban a estar presentes el Jefe de Gobierno Larreta y la ministra de Educación e Innovación del GCBA María Soledad Acuña.

Alejandro Mareque, arquitecto que trabaja en la Legislatura porteña que relevó la obra que iban a inaugurar en el Polo Piedrabuena, denunció en Radio Gráfica que “es un jardín con chicos muy chicos, tenía problemas suficientemente graves como para no funcionar. Por ejemplo no funcionaban los baños ni algunos artefactos de luz. La escalera de emergencia del primer piso estaba clausurada, en las afueras de la institución están absolutamente en obra, es muy complejo poder acceder a la misma. Más allá de que se veía bonita la escuela, no funcionaba”.

Tras las lluvias que se desataron la semana pasada, cuando hubo varias denuncias de escuelas por inundaciones o corte de luz por las mismas circunstancias, Radio Gráfica recolectó distintos testimonios, los cuales evidenciaron las problemáticas planteadas anteriormente.

Lila Wolman, integrante del equipo de coordinación de la escuela, contó la situación que atraviesa la institución educativa, a la cual asisten niños/as, jóvenes y adultos en situación de calle. “Sufrió una modificación para que pueda pasar el Metrobus, es la segunda puesta en valor, porque hace 3 años invirtieron 14 millones de pesos que decidió la Legislatura porteña por la venta de Catalinas. Después decidieron tirar 10 metros donde invirtieron una cantidad enorme de dinero para poder dejarla supuestamente 0KM, pero no fue así”.

También comentó que “el sábado funciona la escuela, vienen 60 a niños y niñas de 4 a 6 años. Estaba todo inundado, caía agua en los paneles eléctricos” y remarcó que “las aulas estaban todas inundadas, también el comedor. Las luces se encendían y se apagaba, era una situación de desolación. Los chicos y chicas, que están en situación de calle, llegaron a la escuela con estas condiciones (…) estas escuela fue refaccionada hace muy poco y no tiene las condiciones mínimas de seguridad y dignidad”.

En sintonía, el viernes los alumnos y docentes de diferentes instituciones educativas, acompañados por UTE, realizaron una conferencia de prensa en el Isauro Arancibia para denunciar los problemas edilicios y la falta de inversión por parte del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. “Hay problemas de ratización en todas las escuelas de capital. Se invierten 2 mil millones para arreglar baldosas y solo mil millones para arreglar escuelas”, expresó Eduardo López, secretario general de UTE – CTERA.

“No arreglaron nada el edificio. Sigue acumulando agua”, aseguró Oscar, alumno del Isauro Arancibia. Y agregó: “El gobierno de la Ciudad debería pensar más en la educación”.

Por su parte, la directora del Centro Educativo, Susana Reyes, manifestó que no están dadas las condiciones “ni para enseñar ni para aprender”. “Es la pedagogía de la crueldad como llevan adelante las cosas”.

techoAdemás, la Escuela Della Penna del barrio de La Boca estuvo sin clases por problemas edilicios tras la lluvia intensa del fin de semana pasado. Yuri Dambitsch, padre e integrante de la cooperadora del colegio, remarcó que no hay mantenimiento escolar; ante las urgencias lo resuelven muy superficialmente pero no se soluciona el problema. Estos funcionarios no están preparados para arreglar las escuelas. Pasan los funcionarios, pero el problema sigue”.

Finalmente, Ana Diasprotti, vicedirectora de la Escuela Nº10 y delegada de UTE del Distrito 4, puntualizó en que “estamos con un tema bastante complicado en cuanto a infraestructura en las escuelas que pertenece al Distrito 4, al igual que en toda la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cómo en provincia. En la escuela Della Penna que, está en la zona Catalina Sur, se cayeron pedazos de techo de mamposterías y se inundaron aulas por ende están sin luz. Por suerte los chicos no estaba en ese momento”.

“Todos los meses pagamos nuestros impuestos para poder tener una educación digna, esto no está pasando. Las estufas nunca funcionan, tenemos vidrios rotos que no fueron cambiados a tiempo. Cuesta que las empresas cumplan y cuando lo hacen están los chicos en clase. No entiendo como nadie se cuestiona esto”, concluyó la docente.

CC/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados