agosto 24, 2019

Universidad de Lanús | La palabra del sindicato de trabajadores no docentes

Universidad de Lanús  | La palabra del sindicato de trabajadores no docentes

Entre los sectores castigados por el programa económico de Mauricio Macri se encuentra el de las universidades del conurbano bonaerense. La Universidad Nacional de Lanús (UNLA), una de las de mayor trayectoria, resiste el ajuste a pesar de los recortes presupuestarios sucesivos. Iván Ponte y Federico Puccinelli, secretario adjunto y delegado de base respectivamente, de la Asociación de Trabajadores de la Universidad Nacional de Lanús (ATUNLa), describieron la situación en el aire de Radio Gráfica desde el punto de vista de los trabajadores no docente.

En diálogo con Punto de partida Ponte indicó que “la situación está complicada. Veníamos de una administración que tenía sus propios recursos. Pasados cuatro años de macrismo estamos en una situación donde la insitución ya no los tiene para poder atender eventualidades que van surgiendo. Nos quedamos sin presupuesto para infraestructura, por lo que tenemos tres edificios sin terminar. Tenemos problemas para la reposición de insumos, para el pago de servicios a causa del tarifazo. Hay un conjunto de compañeros y compañeras que logramos que se les garantice la renovación del contrato, pero no que reciban un aumento de sueldo“.

Por su parte Pucireli señaló que “desde la llegada del macrismo participamos en los núcleos más combativos del sindicalismo. Estuvimos siempre en las marchas educativos, y por nuestro posicionamiento dentro de la CGT adherimos al nucleamiento que era el 21F y después al Frente Sindical para el Gobierno Nacional, que entendemos es nuestra presencia sindical en la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández. Del 3 al 5 de junio se hizo el congreso de la Juventud Sindical No Docente, hubo un posicionamiento en torno a pensar que hay que trabajar por esta fórmula de mayorías para sacar a este gobierno, porque entendemos que vienen por la Ley de Asociaciones Sindicales y por el modelo sindical argentino, que nos permitió constituirnos en una sola federación de los trabajadores de la educación superior, y conseguir después de diez años de lucha nuestro convenio colectivo“.

Finalmente Ponte explicó respecto a la relación con el estudiantado que “el análisis hay que profundizarlo, porque la inscripción creció pero en el transcurso del año se ve una merma de asistentes porque no pueden sostener la cursada debido a la escasez de recursos, como los gastos en transporte o en apuntes. La universidad tiene su política de becas pero es limitada y hay un sector de la población que incluso así no llega a cubrir los costos. Las becas provienen fundamentalmente de recursos propios que se captan a partir del aporte voluntario de trabajadores docentes y no docentes, o del cobro del estacionamiento“.

MG/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados