julio 24, 2019

Venezuela | “Estados Unidos se reconoce como juez y policía del mundo”

Venezuela | “Estados Unidos se reconoce como juez y policía del mundo”

La situación de la República Bolivariana de Venezuela es tan compleja como tergiversada en la comunicación mediante la cual llega al resto de Latinoamérica y el mundo. La campaña “Trump desbloquea Venezuela” es impulsada por distintas organizaciones populares de la República que buscan presionar para terminar con las sanciones estadounidenses que afectan no sólo al gobierno de Nicolás Maduro sino la soberanía y la vida pacífica de toda la población. Llegó hasta Radio GráficaOliver Rivas, del movimiento social Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) integrado por movimientos populares organizados a nivel continental. En diálogo con Lucas Molinari, Manuel Rivas y Úrsula Asta en Punto de Partida, explicó detalladamente la compleja realidad de su país.

Oliver llegó a la Argentina para visitar a su hijo y toma el tiempo en dar a conocer algunos detalles que ignora una buena parte de la población dado que no trasciende gracias al cerco mediático que encierra a Venezuela.

Cabe destacar el concepto del que se habla: “es el bloqueo, son medidas coercitivas unilaterales por parte de EEUU que no tiene potestad sancionatoria, se reconoce como juez y policía del mundo por su hegemonía, militar y económica. Han ido contra algunos países que consideran peligrosos como Cuba, que lleva 50 años de bloqueo”.

La primer sanción unilateral que recibió Venezuela fue en el año 2014 de parte del Barack Obama que con un decreto declaró a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordianaria”, paradójico para un país que no tiene flotas ni bases en ninguna parte del mundo ni amenaza a otros estados. “La segunda medida fue en  2015 y para el 2017 con Trump llegamos a 13 medidas de ese orden, medidas que van desde la confiscación de activos, prohibición de negociaciones de deuda y de otra índole que hacen a la gestión económica de la nación” indicó Rivas.

Por decisión de Estados Unidos, “Se han retenido activos de PDVSA, su sucursal en EEUU fue confiscada e incluso se puso un recurso para sustentar al auto proclamado presidente Juan Guaidó, que se postuló al parlamento y obtuvo sólo 100.000 votos. Maduro superó los 6 millones de votos, desde lo electoral es indiscutible la decisión del pueblo”.

Según denuncia ALBA, “no hay otro sentido que el de fracturar el estado venezolano”. En la mayoría de las coberturas periodísticas sobre el país bolivariano, se habla de la situación humanitaria soslayando que que la confiscación y bloqueo de medicamentos son por orden de Estados Unidos y sus socios locales.  “Las ordenes versan sobre insumos de transporte, alimentos, medicamentos, y fueron ampliando rubros para afectar la economía: los diluyentes para la refinación de los combustibles por ejemplo. Sufrimos amenazas directas de invasión, un senador estadounidense como Marco Rubio convocó abiertamente a las movilizaciones de la oposición. Es un conflicto abiertamente con EEUU”.

Esta intromisión a la soberanía no sólo afecta al gobierno y sus funcionarios sino a toda la población: “Lo más grave es que son afectadas 300 mil personas que están en riesgo. 80 mil pacientes que sufren VIH sin posibilidad de acceder a retrovirales, 16 mil personas que tienen que hacerse hemo diálisis, 16 mil personas con cáncer, 4 millones con diabetes e hipertensión”. En los últimos meses se difundió el gran apagón como una responsabilidad gubernamental, “estuvimos casi un mes sin luz y hay zonas que siguen afectadas, cientos de zonas fabriles que no pueden trabajar”. Sin embargo el propio Guaidó declaró que “hasta que no cesara la usurpación no va a volver la luz” arrogándose el boicot.

Entre la población “No hay un sentimiento unánime. Existe la molestia debido a la situación material que ha golpeado fuerte y se vive a diario. Hay opiniones adversas al gobierno que se han expresado electoralmente y también la de la oposición que optó por no ir a elecciones en 2018 y trabajar antidemocráticamente” comentó Oliver Rivas, que agregó: “Sin embargo, hay una gran mayoría que sigue apoyando al gobierno. Aquí me preguntaban “por qué no cae Maduro” y no cae porque la base social del chavismo es muy amplia”.

El 30 de abril hubo un intento de golpe de estado que fracasó. El episodio de La Carlota movilizó unas pocas decenas de militares y duró menos de medio día. Igualmente lo más grave de esa jornada fue en el orden financiero: “mientras eso pasaba, 9 bancos internacionales le confiscaban a Venezuela 4.926 millones de dólares. Ese es el presupuesto anual de un país centroamericano”. Es “un modelo que no pueden permitir que sobreviva” según Elliot Adams, enviado del gobierno norteamericano para respaldar al golpismo.

Sobre el tema Venezuela se han manifestado los países que representan polos de poder emergentes. “Irán, China, Rusia tienen sus intereses y no respaldan las intenciones de la OTAN. Han apoyado irrestrictamente la soberanía de Venezuela porque saben que detrás de eso se juega la paz mundial. La importancia de la diplomacia de los pueblos es central, ya lo decía el Comandante Chávez”.

Aquí el venezolano hizo especial hincapié en mencionar y agradecer las expresiones en distintas partes del mundo donde “los venezolanos y los pueblos hermanos se han movilizado. Lo que pasó aquí con el periodista de Radio Gráfica (Mario Sadras) herido por la represión policial nos da una gran responsabilidad y nos obliga a ser sumamente eficaces porque son compañeros que están dando su vida por una causa que nosotros protagonizamos”.

Finalmente, Oliver se ocupó de un tema muy difundido como es el de la emigración venezolana: “La desesperación no es solamente material. Está permeada por el trabajo de los medios sobre todo hacia los jóvenes en edad productiva. Hay varios objetivos: la migración como hecho político que quiere desacreditar la vida en Venezuela, la precarización de esa mano de obra migrante a la cual también se le atribuye el desempleo, y fundamentalmente trabajar la mentalidad de una juventud que extraña el poder adquisitivo de años anteriores. Justamente en esos años fue cuando el chavismo fortaleció los controles de precios y se redistribuyó la renta”.

Oliver Rivas continúa su recorrido mientras se sigue trabajando entre las organizaciones para sostener el gobierno de Venezuela y defender la soberanía y la democracia de la República Bolivariana. “Venezuela sigue siendo feliz aunque no tenga permiso”.

LFE/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados