agosto 23, 2019

ARSAT primero colonizada luego empobrecida

ARSAT primero colonizada luego empobrecida

Por Alfredo Moreno*

El deterioro y el vaciamiento de ARSAT, la empresa pública que puso en órbita los satélites desarrollados conjuntamente con INVAP, ARSAT-1 y ARSAT-2, se encuentra gestionada por expertos en negocios con referencia directa al vice jefe de gabinete y responsable de Modernización Andrés Ibarra.

En marzo de 2016, el Gobierno suspendió la construcción del ARSAT-3 y esa decisión puso en riesgo la conservación de la posición orbital 81º Oeste en banda Ka.

La dudosa maniobra comercial donde se reubicó el satélite Astra-1H (propiedad de la multinacional SES) en la Posición Orbital Estacionaria (POG) 81º L.O. tiene un costo de tarifa de servicio de 7 millones de euros. ARSAT tiene que cumplir un cronograma de 12 pagos. El inicial de 1 millón de euros por la reserva del satélite, por la mudanza del satélite a la posición orbital acordada otro millón de euros (esta reubicación se produjo a fines del año 2018). Los cinco millones de euros restantes ARSAT deberá abonarlos en 10 cuotas mensuales de 454.545,45 y una cuota final de 454.545,50 euros.

ASTRA-1H es un satélite lanzado al Espacio en el año 1999 con una vida útil de diseño de 15 años.
Esta maniobra implica una pérdida de 7.000.000 de euros para el Estado Argentino, sin ningún valor agregado tecnológico. La contratación directa significó, además, no tomar en cuenta otras ofertas. Esto sin duda pone en debate la transparencia de la operación y muestra una línea de conducta en el accionar comercial de los representantes del grupo SOCMA en el Estado Argento.

Lo dudoso de esta contratación directa es que empresas como Eutelsat, Yahsat y Telesat son otros tres operadores con capacidad en banda Ka sobre el continente americano y ninguno de ellos aparece citado en el informe oficial. Tampoco se contactó al operador de televisión satelital DirecTV, al cual en 2016 se le había otorgado una autorización provisoria para realizar una prueba piloto de banda ancha satelital en banda Ka sobre el satélite SpaceWay-2.

Volvemos a alertar el deterioro e impacto negativo que tiene la aplicación de este tipo de decisiones, que se convierten en la falta de políticas y el vaciamiento de ARSAT. Hablamos nada menos que de una de las empresas impulsoras del desarrollo tecnológico argentino. El objetivo, sin lugar a dudas, es convertirla en una mera administradora de los grandes intereses multinacionales del sector, afectando una vez más el patrimonio del Estado y la posibilidad de soberanía en un área clave.

De acuerdo a lo establecido por el Plan Satelital Geoestacionario Argentino 2015-2035, aprobado por la ley 27.208 de Desarrollo de la Industria Satelital, ARSAT-3 es el primer satélite que debía construirse para operar en banda Ka.

El plan de desarrollo de la industria satelital nacional quedó totalmente abandonado, como se ve con la decisión de Modernización que autorizó a la operadora estatal brindar servicios en banda Ka mediante el satélite Telstar-19 ventage de la operadora canadiense Telestat. El gobierno terminó comprando capacidad satelital a un operador canadiense de un satélite fabricado en los Estados Unidos y ubicado en una posición orbital asignada a Brasil.

1

ARSAT-3, además de ampliar la oferta de servicios de nuestra empresa pública, permitía ocupar con tecnología espacial nacional una de las nuevas posiciones orbitales asignadas a la Argentina por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y dar continuidad a las capacidades de diseño y fabricación de INVAP alcanzadas con los primeros dos satélites.

Cambiemos el “Deja Vú” de la década de los 90

La Argentina obtuvo derechos en la posición de 81° Oeste en 1995 como resultado de negociaciones para permitir al operador de televisión satelital Directv prestar servicios en el país.

Nahuelsat (privatizada) fue la empresa adjudicada para explotar esta posición orbital con cobertura continental en las Bandas Ku y C e incluso con la capacidad de ofrecer servicios en los Estados Unidos. El entonces operador satelital privado argentino no cumplió con su obligación y puso en riesgo la posición orbital asignación de UIT.

La decisión política del Presidente Néstor Kirchner, permitió la creación de ARSAT en el año 2006 mediante la ley 26.092, para suplir desde el Estado las obligaciones pendientes del sector privado. Así el nuevo operador estatal impulsó el diseño y fabricación de ARSAT-1 y ARSAT-2 con la empresa INVAP. El estatuto societario de ARSAT establece que los satélites de la empresa deben ser fabricados en el país.

Desde la creación de ARSAT hasta la puesta en órbita de ARSAT-2 en septiembre de 2015 pasaron nueve años durante los cuales la Argentina protegió con éxito la posición de 81° colocando distintos satélites con capacidad de transmitir en las frecuencias asignadas.

El costo de proteger la posición orbital de 81° Oeste, como consecuencia del fracaso de Nahuelsat, representó 5 millones de dólares anuales. La historia se vuelve a repetir y el Estado Argentino tiene que afrontar el costo de 7.000.000 millones de euros por las decisiones políticas de Cambiemos y los negocios privados de sus funcionarios.

ARSAT propuestas 2020-2023

Los servicios de telecomunicaciones desarrollados sobre una plataforma Satelital propia, el desarrollo de la red federal de fibra óptica (REFEFO), del Datacenter y la Red de Televisión Digital Abierta, potenciaron a la empresa pública como el nuevo motor de las telecomunicaciones de la última década.

El ARSAT-1 tiene su capacidad completa con servicios del mercado nacional (VSAT escuelas, fuerzas de seguridad, TDA terrestre, canales de TV, otros.), de bajo índice de rotación). El ARSAT-2 tiene su capacidad completa con servicios del mercado de EEUU, con clientes mayoristas de alta volatilidad.

La madurez alcanzada, pese a la gestión actual, en la gestión de los negocios basados en los servicios de ARSAT, muestran desde el año 2014 un balance positivo, lo que nos permitiría potenciar las líneas de negocio con recursos propios.

La expectativa de un nuevo gobierno permite proyectar los planes necesarios para que ARSAT retome el liderazgo en el mercado de telecomunicaciones con el foco puesto en el desarrollo de servicios para el estado nacional.

En este sentido, creemos oportuno concentrar la energía de gestión en las siguientes cuatro ideas fuerza:
1. Liderar el mercado mayorista de conectividad e internet y administrar el intercambio del tráfico nacional de internet.
2. Principal proveedor de servicios data center (aplicaciones, infraestructura de procesamiento, almacenamiento y DRS) para el estado argentino.
3. Potenciar la infraestructura para TV digital terrestre y satelital.
4. Principal proveedor de servicios satelitales. Mantener los servicios actuales de capacidad satelital y potenciar el desarrollo de servicios up link e internet.
Proponemos una serie de acciones de trabajo para poner la empresa en el rumbo definido al año 2015.
• Retomar el desarrollo satelital argentino con foco en banda Ka con tecnología HTS (High Throughput Satellite).
• Intercambio del tráfico nacional de internet a través de nodos regionales de ARSAT IXP.
• Continuar con el despliegue de nodos de REFEFO con fondos del servicio universal de acuerdo al proyecto original y mejorar la infraestructura de las redes de acceso.
• Potenciar los acuerdos políticos que garanticen la conexión al backbound de ARSAT de los organismos públicos, provinciales y municipales, a través de las redes de acceso locales.
• Completar la capacidad disponible de las estaciones de TDA con señales de contenidos municipales, universitarios y provinciales. La TDA cuenta con antenas que dan cobertura terrestre al 85 % de la población argentina. El 15% restante está cubierto por cobertura satelital. Completar el despliegue de decodificadores para la TDA satelital. Existen 100 mil decodificadores sin distribuir.
• Definir un plan de trabajo con el objetivo de producir el apagón analógico que permita recuperar la banda de frecuencia de la TV analógica para infraestructura de red móvil (4G) o una red de seguridad nacional.
• Potenciar el Telepuerto (TLP) de ARSAT para que los canales de TV provinciales suban sus señales al satélite a través de dicho TLP.
• Potenciar el servicio en la nube de data center para que los organismos municipales, provinciales y nacionales dispongan de aplicaciones de gestión gubernamental y procesos de big data.
• Potenciar soluciones DRS (Disaster Recovery System) para los organismos que cuenten con data center particulares.
• Integrar ARSAT al sistema Científico Tecnológico argentino, para potencia los desarrollos nacionales de la industria de las TIC (modelo PadTec Brasil).

(*) Delegado FOETRA ARSAT – Agrupación Fibra y Satelital ARSAT

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados