agosto 23, 2019

Jeites | “Venimos mostrando la luz, ahora viene la oscuridad”

Jeites | “Venimos mostrando la luz, ahora viene la oscuridad”

La muchachada de Jeites se prepara para mostrar Fisurar en Buenos Aires. La cita será el próximo 9 de agosto en Vorterix, luego de grandes shows en el resto del país. En palabras de los mismos músicos, una fisura que nace en el alma misma, que retrata un momento del grupo y una evolución futura.

La banda formada por Joaquin Varela, Tomás Halbach, Francisco Halbach, Juan Francisco de Paula, Gaspar Faltum y Josefina Halbach prepara un show conceptual donde pondrá en el escenario todos los recursos con los que cuenta para sacudir las fibras internas del público que se acerque a Lacroze y Álvarez Thomas. Una propuesta osada de una banda que se reinventa, que ellos explicaron entrevistado por Resistiendo con Ideas en la birreria Kif de Palermo.

Van a presentar Fisurar en Vorterix, cuéntenme de este material que nuevo, ¿Con que nos vamos a encontrar?

– Es una canción que refleja nuestros avatares de este último tiempo, es una canción presente, teníamos la necesidad de sacarlo ahora. La hemos producido adentro de la sala, todos aportando ideas. Es una de las canciones más participativas que tenemos, está cargada de mucha información. Habla de entrar en un estado de fisura, de dolor, de ruptura, y poder cantar de eso. Sentimos que después de eso hay una reinvención, después de que algo cae, se vuelve a construir otra cosa. Quizás con las mismas cimientes, pero se renueva. Esa es la historia que cuenta fisurar frenéticamente, porque es un tema bastante arriba. No diría que es un tema rockero, pero tiene condimentos de funk, de rap, de rock también. Es una combinación de muchos estilos, como nos gusta a nosotros, que te va a hacer bailar.

Dicen que es una canción con mucha información sobre el presente, ¿A qué se refieren con esto?

– El presente de la fisura, es introspectivo. Siempre estamos tratando de poder hablar de algo que nos está sucediendo. Eso por suerte también pasa cuando la gente lo escucha y lo recibe, quizás todos atravesamos esos momentos de fisura. En general Jeites se asocia a una banda alegre y divertida, lo cual estamos haciendo hace algún tiempo, pero queríamos mostrar otra faceta de la banda. Siguen siendo los componentes de las mismas canciones, pero la lista se renovó con canciones que hablan de este presente. Nuestro presente es de fisura, hemos llegado a un punto en que muchas cosas se están rompiendo tal como las vivimos, ¡Y queremos que se rompan! No buscamos ocultarlo. Me parece que es reconocer un proceso en el que estamos, con la actualidad de un país que nos afecta. Una realidad nuestra, una manera de seguir remando y mostrar cosas que somos. Venimos mostrando la luz, ahora queremos mostrar la sombra. Queremos mostrarnos sin maquillaje.

Son una banda bastante ecléctica en sus trabajos musicales, pero si ustedes tuvieran que expresar de qué se trata la música de Jeites, ¿Dónde se ubicarían en el mapa del rock nacional?

– Partimos desde la canción, Jeites nunca se ató a un género, nuestro primer disco tenía 18 canciones y todas ellas eran variadas entre sí. Eso se mantuvo en nuestra historia, tiene que ver con las influencias que recibimos de varios lugares, por eso nunca nos encontramos en un solo camino. No hacemos rock, no hacemos cumbia, no hacemos rap, pero tenemos rocks, tenemos cumbias y tenemos raps. Es la canción adelante, el ritmo la acompaña.

– Nos vemos cerca del fogón, tocando la guitarra. Capáz un referente que no curtimos tanto pero es un modelo, León Gieco. Sus letras lo han llevado a encontrarse con muchas personas y sus canciones han servido para acompañarnos y compartir cosas íntimas, autóctonas, propias. Santaolalla desde la producción, Bersuit también. Una banda que atravesaba muchos ritmos rioplatenses rockeandola. Es por ahí, banda con muchas voces, percusiones. Pero la imagen de la fogata y el fogón con la canción al frente puede ser una buena referencia.

¿Qué significó para ustedes haber sido parte del Festival Nuestro?

– Es muy groso, nos invitaron a tocar y te da la posibilidad de mostrarte para un público que va a ver bandas muy grosas. Mucha gente que no nos conoce o nunca nos vió, tiene la oportunidad de vernos.

– Nos pasó algo muy loco. Arrancamos a tocar en un escenario adentro, con poco público para lo que daba el lugar. Había algunas personas que iban a vernos, y de repente dos mil personas que no nos habían ido a ver a nosotros estaban copando el lugar. Hubo un momento cúspide del recital, que hicimos un cover de Alicia en el País, una canción muy simbólica para nosotros y para nuestro país, para un momento particular nuestro que tiene que ver con la fisura, y fue como una liberación poder cantarlo ahí. La Mega estaba transmitiendo en vivo nuestro cover, nos escucharon muchas bandas, nos felicitaron, fue una experiencia hermosa.

¿Se puede hacer música obviando la realidad social que se vive?

– Como artista tenés que sensibilizarte, escribir desde tu lugar, lo que ves. La música tiene en sí misma la fuerza de ser un canal para que la gente se conecte. A nosotros también nos afecta todo lo que pasa en nuestro laburo, en la banda. Y cuando podemos nos ponemos al servicio de ese compromiso social para dar una mano para que se pueda aguantar el presente que se vive. La música es eso, tiene ese compromiso social. Nuestras canciones hablan de eso, de comprometerse con uno para hacer lo que sentís. Estamos acostumbrados a estar con el chip puesto, la maquinaria andando, y no vemos la realidad a nuestro alrededor.

Van a presentar material nuevo en Vorterix, son una banda que usa muchos recursos en sus discos, ¿Cómo preparan el show teniendo en cuenta todas esas herramientas que usan?

– Tenemos otros elementos también, jugamos mucho con lo visual. Es lo primero que haces, ves a la banda. Apostamos a vestuarios, luces, estéticas, eso en un disco no aparece. Planteamos un guión del show, con una lista que sería una historia de vida, conceptual. Tiene una introducción, el nacimiento, la vida, después la crisis, quizás la parte más rockera y oscura del show, luego viene la muerte y después el renacimiento. Eso lo hicimos con canciones, en el medio aparecen estas tres nuevas canciones, hay reversiones de temas viejos, y eso lo acompañamos con vestuario y mucha visual.

Ya han laburado las presentaciones conceptuales, ¿Qué les atrae de este tipo de propuestas?

– En principio paso todo medio de pronto. Teníamos un montón de canciones, las queríamos grabar. Teníamos ganas de tocar, tocábamos en vivo. Pero después en un momento, con cinco discos nos preguntamos “¿Qué hacemos con todo esto?”, había que armar listas. Son como 72 canciones para hacer shows de 40/45 minutos, o nuestros shows que duran una hora y media o dos. Fue una forma de poder relatar nuestro momento, lo que paso con Moksha fue eso. Un ciclo que comenzaba, se refinaba, se transformaba y maduraba. Arrancamos en Niceto en abril y terminamos en el Konex en noviembre, durante ese periodo fuimos puliéndolo, cambiando canciones, orden. Hubo toda una propuesta de liberación, lo que significaba para nosotros y generar algo en el otro. Tratamos de ser lo más real posible, con lo difícil que es eso.

Jeites presentará Fisurar el viernes 9 de agosto en el Teatro Vorterix desde las 20:00. Las entradas aún pueden conseguirse a través de AllAccess a $550.

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados